Menores ingresos en 61.3% de hogares mexicanos tras pandemia: UIA

Compartir en Facebook Compartir en Whatsapp

A la primera quincena de mayo, 61.3 de los hogares mexicanos señalan haber obtenido menores ingresos económicos que antes del inicio de la pandemia del Covid-19; cuatro de cada diez personas, reportaron pérdidas de más de 50 por ciento, y poco más de una tercera parte de ellos cree “poco o nada probable” que la economía mejore durante el presente año. 

De acuerdo a la Encuesta de seguimiento de los efectos del Covid-19 en el bienestar de los hogares mexicanos (Encovid-19), por el Instituto de Investigaciones para el Desarrollo con Equidad (Equide) de la Universidad Iberoamericana (Ibero), se estima que entre 6 y 8.9 millones de personas, mayores de 18 personas, fueron despedidas o “descansadas” y enviadas a sus casas con o sin pago. 

Además, poco más de la mitad de la población está “preocupado o muy preocupada” por la pandemia, e igual porcentaje considera “probable o muy probable” contagiarse del coronavirus. El 78 por ciento de la población reportó haber cumplido con las medidas de distanciamiento, pero menos de la mitad reporta disponer de los recursos necesarios para cumplir esta medida durante más tiempo. Entre la población que reporta no estar resguardándose en su domicilio, más del 94 por ciento dicen no poder hacerlo debido a la necesidad de salir a trabajar o de buscar empleo. 

Al adelantar algunos resultados de la encuesta al mes de mayo, Graciela Teruel Belismelis, directora del Equide, señaló que el sondeo -levantado vía telefónica, con un “diseño robusto” y representativo a nivel nacional- analiza varios aspectos, entre ellos la percepción de riesgo que implica el Covid-19, los efectos económicos, la inseguridad alimentaria y la salud mental. En todos ellos, arrojar “indicadores alarmantes”, con lo cual se prevé una situación sumamente complicada en el corto y mediano plazo, dijo. 

Por ejemplo, en el tema de la desocupación, la tasa anda regularmente alrededor del 4 por ciento. Ahora con la pandemia, esta tasa ronda el 16 por ciento, “lo cual es enorme y tiene una consecuencias brutal”. Esta misma medición se hizo en abril y era de 11 por ciento, lo cual indica que está en aumento a medida que transcurre la pandemia. “Y esto es un foco rojísimo”. 

El mismo sondeo, reporta que a principios de abril, los que perdían el empleo más rápidamente eran los jóvenes menores de 30 años, pero en el mes de mayo, también empezaron a perder el empleo los mayores de 35 y sobre todo los que se ubican por arriba de los 50 años de edad. 

Respecto al tema de salud mental, el reporte también presenta cifras alarmantes, generados por la situación de aislamiento social, entre otros factores. Así, se estima que el 32.4 por ciento de las personas reportan “síntomas severos” de ansiedad en los hogares, cuando regularmente esta cifra no rebasa el 14 por ciento. El 27.6 por ciento reportó depresión, cuando los normales son menos del 7 por ciento. 

Teruel Belismelis, integrante del Sistema Nacional de Investigadores (SNI) nivel III, explicó que la iniciativa de la encuesta Encovid-19 -en cuyo diseño también participó la organización Quantos Investigación Cuantitativa- se lanzó ante el anuncio de las autoridades oficiales de que las encuestas presenciales sobre los temas abordados y otros temas serían suspendidas hasta nuevo aviso. 

Con la realización de este sondeo se pretende contar con insumos fundamentales para entender la magnitud y severidad de la crisis del Covid-19 en la población mexicana, por ambas organizaciones la iniciaron en abril pasado, y se aplicará al inicio de cada mes durante los siguientes 12, con el fin de captar los cambios observados en el bienestar de los hogares, que evolucionan rápidamente al paso de la crisis sanitaria. 

Todavía hasta el pasado mes de abril, el 27.5 por ciento de los hogares encuestados reportaron ver afectada la cantidad y calidad de sus alimentos por falta de recursos económicos, en comparación con el 24.8 por ciento en la Encuesta Nacional de Salud y Nutrición 2018. 

También para abril, el porcentaje de la población con dificultades moderadas o severas para alimentarse fue de 27.5 por ciento. En hogares con población infantil (de 0 a 11 años), este porcentaje llegó a 33.8 por ciento. Falta conocer la totalidad de los resultados obtenidos para mayo, en los próximos días.

Últimas noticias