Rechaza OCNF negación oficial de aumento de violencia de género en cuarentena

Compartir en Facebook Compartir en Whatsapp

El Observatorio Ciudadano Nacional del Feminicidio (OCNF) manifestó su rechazo a la negación de la violencia contra las mujeres durante el confinamiento por Covid-19 y advirtió “la omisión e inoperancia de instituciones federales”, lo que podría agudizar las agresiones. 

Recordó que la semana pasada en su conferencia matutina el presidente Andrés Manuel López Obrador dijo que “no ha aumentado la violencia contra las mujeres en cuarentena, hay mucha fraternidad familiar”; sin embargo, el OCNF refirió que el 8 de marzo las manifestaciones masivas “evidenciaron la gravedad” de esta problemática, la cual se presenta tanto en el ámbito público a través de la violencia comunitaria, como en el privado, a través de la familia y por parte de personas cercanas a ellas. 

En un pronunciamiento, indicó que el Secretariado Ejecutivo del Sistema Nacional de Seguridad Pública (SESNSP) el 25 de abril de este año, informó que de enero a marzo han sido asesinadas 960 mujeres, de los cuales solo 240 de los casos se han investigado como feminicidio. El promedio en lo que va del año es de 10.54 mujeres asesinadas al día. 

“Como OCNF, red nacional conformada por 44 organizaciones de la sociedad civil, ubicadas en 24 estados de la República, hemos identificado que el confinamiento coloca a las mujeres, niñas y adolescentes en condiciones de mayor vulnerabilidad”, afirmó. 

Explicó que “al quedarse sin trabajo, la mayoría de las familias viven contextos de preocupación, falta de empleo, falta de alimentos, economías precarias, etc. lo que incrementa la vulnerabilidad de las mujeres y niñas al enfrentar diferentes tipos de violencia, como: económica, psicológica, emocional, física, sexual e incluso feminicida”. 

 

 

A ello -agregó-, se añade la imposibilidad de que puedan denunciar las agresiones en su contra, y quienes se atreven a ir enfrentan la negación de las autoridades para tomar el reporte. De igual manera, dijo, ha documentado el incumplimiento de obligaciones sobre las pensiones alimenticias y la guardia y custodia de menores y hay sustracción de niños y niñas. 

Expuso que en el primer trimestre del año, las propias autoridades federales registraron 67 mil 81 llamadas de emergencia relacionadas con incidentes de violencia contra las mujeres: 19 mil 183 en enero, 21 mil 727 en febrero y 26 mil 171 en marzo, es decir: 56 por ciento más que en el primer trimestre de 2019, en el que se registraron 42 mil 896, un aumento de 24 mil 185. 

“Este número refleja solamente a las víctimas de violencia que pudieron hacer una llamada, pues están conviviendo con el agresor, quien suele incomunicar a la mujer y a menudo confiscarles el teléfono”, precisó. 

A pesar de este “preocupante” contexto, el Observatorio expuso que la Comisión Nacional para Prevenir y Erradicar la Violencia contra las Mujeres (Conavim), una de las instituciones encargadas de garantizar el derecho de las mujeres a una vida libre de violencia, “prevalece ausente, insensible e inoperante. 

“Evidencia de ello es que más que acciones estructurales, contundentes y tangibles en esta cuarentena, ha difundido la información que fomenta y reduce a las mujeres a la realización de acciones que reproducen los estereotipos de género como la difusión de recetas de cocina, la responsabilidad de los cuidados familiares, etc. en vez de tener una intervención estratégica conforme a su mandato”, mencionó. 

Recordó que el 84 por ciento de las entidades del país ha solicitado la declaración de Alertas de la Violencia de Género, es decir, 28 estados y formalmente el 59 por ciento del territorio nacional tiene decretado este mecanismo. 

Ante este panorama, el OCNF demandó a las autoridades generar mecanismos de fácil y urgente acceso a las órdenes de protección para salvaguardar la vida e integridad de las mujeres; que impulsen medidas extraordinarias para que las mujeres, sus hijas e hijos prevalezcan en sus casas mientras que sus agresores salgan de los hogares para frenar dicha violencia; difundan de diversas formas y medios el nombre, contacto, dirección y horarios de atención de las instancias encargadas de atender a las mujeres víctimas de violencia, tomando en cuenta la perspectiva intercultural, para que pueda ser accesible a la mayoría de las mujeres. 

De igual manera, que la Conavim haga público el plan de acción que emprenderá para atender a las mujeres en el contexto de la pandemia del Covid-19. “Es necesario que a la brevedad informe el estado actual de la implementación de las 18 alertas declaradas y las 5 que están pendientes”. 

Últimas noticias