Empleadas domésticas demandan seguro de desempleo ante crisis por Covid-19

Compartir en Facebook Compartir en Whatsapp

El Centro de Apoyo y Capacitación para Empleadas del Hogar (CACEH) demandó a las autoridades federales y estatales establecer un seguro de desempleo para esta población ya que por la crisis económica provocada por Covid-19 continúan los despidos, la reducción de salarios y ya han registrado casos de trabajadoras que se contagiaron del virus en sus empleos. 

En el conversatorio “Las trabajadoras del hogar ante la crisis sanitaria por Covid-19, organizado por El Colegio de México, Marcelina Bautista, directora del CACEH, expuso que a la fecha han recibido 200 quejas de empleadas que han visto violentados sus derechos laborales, entre el 50 y 60 por ciento fue despedida, le redujeron su salario o la enviaron a su casa sin pago. 

La emergencia sanitaria por el nuevo coronavirus “nos vuelve a colocar en desigualdad. Simplemente no hay mucha consciencia de parte de los empleadores para que apoyen a las trabajadoras que tanto les han cuidado, que están cuando se enferman, cuando están solos, cuando necesitan comida, apoyo para su familia, pero hoy las abandonan”, mencionó. 

Señaló que las empleadas del hogar que laboran de tiempo completo en una casa, tuvieron que decidir entre irse a sus hogares o quedarse en su trabajo, muchas optaron por lo segundo. Sin embargo, a pesar de que ahí están protegidas, se ha incrementado su trabajo: no se respetan sus horarios laborales ni los días de descanso, y da pie a que en cualquier momento los empleadores les pidan cosas. 

“Este panorama no ha sido tan favorable para las compañeras, porque su trabajo para muchas demanda una cercanía física con las personas que cuidan, ya sea niños, adultos mayores, enfermos, y corren un mayor riesgo de contagiarse. Ya tenemos compañeras que tienen coronavirus, que fueron precisamente contagiadas por sus empleadores”, expuso en la videoconferencia. Además, agregó, muchas trabajadoras del hogar tienen una enfermedad crónica como diabetes e hipertensión arterial. 

Bautista también explicó que algunas empleadoras están modificando las contrataciones del personal, pidiéndoles que trabajen una semana y la siguiente no, pero ésta última no se las pagan. De igual manera, “hemos encontrado despidos injustificados en los que las acusan de robo y no es verdad”.

Dijo que en los estados la situación que viven las trabajadoras del hogar es más complicada. Ejemplificó que en Chiapas tienen un sueldo mucho menor y tienen mayor dificultad de encontrar empleo; en Guadalajara los empleadores les exigen que lleven su gel, cubrebocas y guantes. 

Bautista añadió que pidió a la Secretaría del Trabajo y Previsión Social que elabore un padrón de personas que contratan a trabajadoras del hogar. 

Agregó que a la fecha 22 mil 300 empleadas del hogar han sido afiliadas al programa piloto de seguridad social.

Últimas noticias