México deberá aplicar modelo surcoreano contra Covid-19: especialista

Compartir en Facebook Compartir en Whatsapp

Ciudad de México. En México, “tarde o temprano” se deberá aplicar el modelo de Corea del Sur en contra del Covid-19, que consiste en aplicar el mayor número posible de pruebas de detección, pues aunque dicho método puede resultar costoso al principio, sólo de esa manera podrá reactivarse la economía y controlarse la pandemia en un plazo razonable.

Así lo afirmó el doctor Alejandro Macías, Subdirector de Epidemiología Hospitalaria y Control de Calidad de la Atención Médica en el Instituto Nacional de Ciencias Médicas y Nutrición “Salvador Zubirán”, quien señaló que México deberá pasar al menos cuatro semanas más para superar el punto máximo de contagios, aunque de todas maneras la enfermedad estará presente de una u otra forma por los próximos tres años.

Durante una conferencia virtual que impartió este viernes a través del sitio web de El Colegio Nacional, el infectólogo consideró que el modelo Centinela actualmente utilizado para monitorear el comportamiento del coronavirus tiene un subregistro importante, ya que habría que multiplicar la cifra de casos confirmados por 50, lo cual significaría que en México habría cerca de un millón de personas contagiadas.

Las estadísticas oficiales “reconocen unos 19 mil casos, pero mi estimación es que habría que multiplicarlos por 50, por lo que debe haber cerca de un millón de infectados” en México, dijo el especialista, quien alertó sobre el riesgo de que algunos países se “echen las campanas al vuelo” por considerar de forma equivocada que no hay tantos casos de coronavirus.

De acuerdo con el experto, quien se encargó de estudiar la evolución de la pandemia de influenza de 2009, es inevitable que México y otros países apliquen en algún momento la estrategia de Corea del Sur y Singapur para combatir el Covid-19, sin importar los costos económicos que ello implique.

“El modelo coreano se basa en identificar a cualquier persona enferma y separarla, y buscar a todos sus contactos. […] Sí costó mucho dinero por haber hecho miles de pruebas, pero eso finalmente es lo más barato, porque es lo que permite que una sociedad siga funcionando. Mientras no haya una vacuna, lo tendremos que hacer tarde o temprano si queremos abrir la sociedad y tener una economía viable”, apuntó.

El especialista recalcó: “el país que menos ha hecho pruebas –menos que Pakistán e India-- es México, y ahí hay un pecado original. Se ha dicho que aquí hay otro esquema, pero creo que las pruebas de laboratorio son fundamentales; si queremos volver a cierta normalidad, tendremos que hacer más pruebas y combatir al virus de manera inteligente”.

Macías señaló que en el “tiempo de gracia” que tuvo México desde que China alertó sobre los riesgos de la enfermedad --en los primeros días de enero--, era vital actuar rápido y que el gobierno se diera cuenta de que cualquier otra actividad era secundaria con respecto al control del coronavirus.

“Lo que no haya hecho en tres meses para prepararnos, probablemente lo vayamos a pagar después por no no haber aprovechado ese tiempo de gracia. Yo en enero hubiera dicho ‘se necesitará muchísimo dinero para esta pandemia; necesitamos un presupuesto extraordinario y prepararnos, porque viene algo muy duro’”, señaló.

Macías consideró que en México, al igual que en el Reino Unido, se pensó que el nuevo coronavirus se iba a comportar de manera parecida a la influenza, lo cual no fue así, por lo que “no hay que tener miedo” a corregir la estrategia de combate a la enfermedad.

“Hay que ser humildes, porque estamos aprendiendo […] No hay que tener temor a decir ‘no sé’, porque esta es una enfermedad nueva, ni tampoco a decir ‘vamos a cambiar (de estrategia), porque la evidencia nueva nos dice nuevas cosas’. Hay que aceptar que esta es una realidad cambiante”, indicó.

Por otra parte, advirtió que en México no saldremos de la fase de máximos contagios en menos de 40 días y que “no vamos a volver a la antigua normalidad”, pues durante ,os próximos dos o tres años la gente deberá seguir teniendo medidas más estrictas de higiene y sana distancia, lo cual afectará a industrias como la del entretenimiento.

“En México parece que sí se aplanó la curva al principio, pero ya en la fase epidémica no hemos llegado todavía al pico. Todavía nos faltan al menos 40 días. En unas tres o cuatro semanas apenas estaremos en la meseta (en la cual el número de casos se estabiliza y luego desciende), como hemos visto en Italia y Corea”, puntualizó.

Asimismo, Macías afirmó que tras el momento de máximo contagio, las acciones de combate a la enfermedad “se tendrán que regionalizar mucho. Estatalmente es donde más se puede hacer para movilizar a los presidentes municipales. Se deberá descentralizar para ver cómo vuelve cada quien a la normalidad. La salida tendrá que ser ordenada, paulatina y regionalizada”.

El experto indicó que “el temor es que la pandemia se ruralice, porque eso sería de más difícil combate. Si así pasa, ni hablar: lo primero es salvar vidas, no economías. Si debemos sacrificar ciclos escolares y economías, respetemos primero la vida humana, porque sin eso no nos queda nada”.

En ese contexto, estimó que “será dificil volver al ciclo escolar. […] Se tendrá que dar por concluido, difícilmente lo vamos a volver a tomar”.

 

Últimas noticias