En plena crisis, nombran a Finlandia el país más feliz del mundo

Compartir en Facebook Compartir en Whatsapp

Helsinki. En plena crisis sanitaria mundial por el nuevo Covid-19, Finlandia fue nombrado el país más feliz del mundo por tercer año consecutivo, de acuerdo con un informe de la Organización de las Naciones Unidas (ONU) publicado este viernes.

El país nórdico se ubica por delante de Dinamarca, segundo, y Suiza, tercero, de acuerdo con la clasificación 2020 del World Happiness Report, cuya publicación coincide con el Día Internacional de la Felicidad, establecido por la ONU y celebrado cada 20 de marzo.

Cierran la lista Sudán del Sur y Afganistán, ambos países en guerra.

La metodología utilizada consiste en preguntar a una muestra de personas de 156 países diferentes una serie de cuestiones acerca de la percepción de su calidad de vida, en una escala de cero a 10.

Se tienen en cuenta criterios como el producto interno bruto, las ayudas sociales, la libertad individual o el nivel de corrupción.

Como en los siete informes anteriores, los países nórdicos dominan la clasificación. En los 10 primeros puestos figuran Nueva Zelanda, en el octavo, y Austria, en el noveno.

El primer país iberoamericano en aparecer en la lista es Costa Rica, en el puesto 15; le siguen México (24) y Uruguay (26). España se ubica en el lugar 28, justo delante de Guatemala. Brasil ocupa el puesto 32 y Chile el 39.

Los países más felices son aquellos en los cuales las personas tienen un sentimiento de arraigo, confianza y se aprecian unos a otros, explica John Helliwell, coautor del informe, citado en el comunicado.

El primer puesto de Finlandia puede sorprender. El país, con una población de 5.5 millones de personas, es conocido por sus inviernos rigurosos y oscuros, con habitantes taciturnos y tendencias suicidas.

El informe 2020 se basa en datos de 2018 y 2019 y no considera las medidas excepcionales impuestas por varios países para frenar la pandemia del Covid-19.

Los autores del informe explican que las condiciones de confinamiento en las que están millones de personas podrían, paradójicamente, favorecer en un futuro la felicidad.

 

 

Últimas noticias