Campesinos piden proteger a pequeños y medianos productores

Compartir en Facebook Compartir en Whatsapp

Ciudad de México. Organizaciones campesinas pertenecientes al movimiento El Campo es de Todos exhortaron al gobierno federal a desplegar un programa emergente de protección a los pequeños y medianos productores para enfrentar la caída del PIB y la “reducción de la producción de maíz, trigo y frijol”.

Isidro Pedraza Chávez, presidente de la Unidad de la Fuerza Indígena y Campesina, en representación del movimiento, dijo que ese plan de emergencia se requiere para resistir “la reducción de crecimiento del PIB de 0.5 a -2 por ciento este año, la depreciación del peso, la baja en precio del petróleo, aumento en insumos agrícolas, así como por los efectos del cambio climático, que propiciará severas sequías”.

Pedraza Chávez, estimó que las políticas públicas para alcanzar la autosuficiencia alimentaria en granos “no tendrán impacto en la producción para el 2020, pues los programas no están ligados al fomento de la productividad.”

La depreciación del peso afecta ahora que inicia el primer ciclo de producción porque se encarecen los insumos, como los fertilizantes y maquinaria. “Importamos la mayoría de los fertilizantes y es mayor el número de agricultores que requieren este tipo de insumos que no están dentro del programa de la Secretaría de Agricultura y Desarrollo Rural (Sader).

Precisó que en el año agrícola 2020 se estima que el área sembrada y cosechada de maíz sea de 6.6 millones de hectáreas y se obtenga un volumen de producción de 26.4 millones de toneladas.

“Estas cifras de producción y superficie de siembra muestran una baja de 0.5 por ciento con respecto al año 2019. Además, una reducción del volumen de producción de tres por ciento, debido a menores rendimientos propiciados por siembras fuera de tiempo en el ciclo Otoño/Invierno”.

Dijoque estimaciones del movimiento apuntan a “que las importaciones de maíz para el sector industrial y pecuario crecerán 12 por ciento con relación de 2019 para alcanzar un poco más de 18 millones de toneladas de compras al exterior, principalmente de Estados Unidos.”

Con respecto al trigo, dijo el dirigente de UFIC, “el pronóstico de producción observa una tendencia a la baja ya que se espera cosechar una superficie de 580 mil hectáreas de las cuales se obtendría una producción de tres millones de toneladas”. 

 

Últimas noticias