"Vapeadores" exigen a diputados regular venta de dispositivos

Compartir en Facebook Compartir en Whatsapp

Activistas que integran el movimiento Yo sí creo en el Vapeo realizaron un mitin en el acceso principal de la Cámara de Diputados. Exigen la cancelación del decreto que prohíbe la importación de cigarros electrónicos y en su lugar regulen para su distribución y venta en México.

Los manifestantes capearon de manera masiva con sus dispositivos electrónicos y acudieron con pancartas con el hastag #ElVapeoSalvómiVida ¡Yo voto! ¡Yo vapeo! ¡El vapeo no es tabaco! ¡Yo sí creo en el vapeo! Además gritaron consignas entre ellas "El vapeo salvó mi vida".

La mayoría de los asistentes dieron sus testimonios de que por más de una década fumaron cigarros convencionales y que decidieron cambiarlos por vapeadores. A partir del uso de estos dispositivos, aseguraron, "mejoró su salud y salvó" sus vidas.

El vapeo es inhalar el vapor o aerosol de un cigarrillo electrónico u otro dispositivo para consumir nicotina u otras sustancias. En Estados Unidos se han reportado alrededor de 2 mil 758 casos respiratorios graves o daños pulmonares agudos y 64 muertes por cigarrillos electrónicos; 15 por ciento eran jóvenes menores de 18 años y 75 por ciento tenían menos de 35 años.

Contrario a lo que dicen reconocidos especialistas, entre ellos Juan W. Zínser, oncólogo del Instituto Nacional de Cancerología y presidente del Consejo Mexicano contra el Tabaquismo, de que estos dispositivos son muy dañinos para la salud, la mayoría de ellos testimonios a favor del vapeo señalaron que después de usarlos dejaron de tener enfermedades respiratorias asociadas al tabaco.

Sin embargo para los especialistas han dicho en su momento que los vapeadores producen un efecto dominó cancerígeno y la exposición al vapor de los cigarrillos electrónicos afecta a personas no fumadoras de forma similar a como lo hace el humo de tabaco, debido a las sustancias que contienen.

Carlo Sánchez, uno de los organizadores y quién convocó al mitin a través de redes sociales, expresó que los vapeadores son una alternativa para dejar de fumar. " Fumé aproximadamente 25 años y más de 10 que uso cigarros electrónicos, por eso venimos a exigir una regulación justa, porque con el uso de estos dispositivos duermes y respiras mejor, cambia totalmente tu vida".

De acuerdo con el Consejo Mexicano contra el Tabaquismo quienes utilizan los productos electrónicos se exponen a desarrollar las mismas enfermedades neurológicas, cardiovasculares, pulmonares u oncológicas que los fumadores de tabaco; además, son puerta para el consumo de otras drogas. Además entre 5 y 7 por ciento de menores de 13 a 15 años que se iniciaron en la aspiración de nicotina lo hicieron después de probar los cigarros electrónicos o vapeadores.

En la actualidad se estima que a escala mundial, 30 países restringen la venta de los cigarillos electrónicos con nicotina, entre ellos los vapeadores; sin embargo, en México, aunque están prohibidos se comercian en establecimientos, por Internet o mercados sobre ruedas entre 400 y 2 mil pesos.

El mes pasado el gobierno federal prohibió la importación de cigarros electrónicos por contener más metales pesados que el humo del cigarro tradicional y resultan más dañinos para la salud, aunque su venta se impidió desde mayo de 2018 con la Ley General para el Control del Tabaco.

La decisión fue emitida por decreto presidencial y entró en vigor el 20 de febrero.

Últimas noticias