Farmacéuticas no son las causantes del desabasto, afirma la IP

Compartir en Facebook Compartir en Whatsapp

Viernes 14 de febrero de 2020. La incertidumbre generada en los procesos de licitación para la compra de medicamentos del sector salud, así como la pérdida de personal calificado en el gobierno federal, es la causa de la falta de medicinas, sostuvieron líderes de la industria, y advirtieron que está en riesgo el cierre de una cuarta parte de las empresas del ramo que operan en el país.

Enoch Castellanos Férez, presidente de la Cámara de la Industria de la Transformación (Canacintra), aseguró en entrevista que el problema –que está generando malestar social– se originó en la Comisión Federal para la Protección contra Riesgos Sanitarios (Cofepris), pues hay retraso en la autorización de permisos no sólo para medicamentos, sino para las empresas que manufacturan material de curación y dispositivos médicos.

Comentó que a la industria le preocupan las compras de pánico que está haciendo el gobierno federal en otros países, a raíz del decreto emitido a finales de enero para autorizar la importación de fármacos sin permisos sanitarios.

Las autoridades, sostuvo, no han entendido el proceso de producción de fármacos, que también incluye la distribución. Si bien en la licitación para el segundo semestre de 2019 se ahorraron 30 por ciento, no incluyó la entrega, proceso que es complejo por los requerimientos que implica el manejo de medicamentos.

El problema de abasto no se va a resolver en los próximos tres meses si no hay adecuada planeación, y es probable que si se toman malas decisiones se puede atentar contra la planta productiva del sector salud, alertó.

Agregó que existe el riesgo de que laboratorios y empresas que fabrican material de curación y dispositivos médicos cierren ante la situación actual, lo cual dejará a México desprotegido ante la inminente llegada del coronavirus al país.

Señaló que Cofepris está acelerando los procesos de importación de medicamentos, pero los fármacos de países como China e India no cumplen todos los requisitos que señala la norma mexicana, lo que puede ser perjudicial para la salud de la población. Es lamentable que se haya perdido profesionalización (en Cofepris), apuntó.

Francisco Cervantes Díaz, presidente de la Confederación de Cámaras Industriales (Concamin), indicó que los procesos de licitación para el sector público generó incertidumbre, lo que complicó a las empresas los inventarios de insumos para producir fármacos.

Además, la falta de permisos emitidos por Cofepris para importar y exportar fármacos e insumos hizo que la industria se replegara, pues no pueden tener inventario sin usar, por las fechas de caducidad.

Agregó que se ha avanzado en el diálogo con el gobierno para solucionar el abasto de medicamentos, pero dejó en claro que la industria farmacéutica no es la causante del desabasto, pues cuenta con la capacidad de suministrar los productos al sector salud e incluso de importarlos. 

Defiende Cofece participación internacional

Alejandra Palacios, presidenta de la Comisión Federal de Competencia Económica (Cofece), aseveró que el gobierno federal debe abrir desde un inicio licitaciones internacionales para que haya más oferta, participen más distribuidores y se reduzca el desabasto.

Hasta la fecha, las licitaciones de medicamentos se hacen primero con carácter nacional y sólo si no se cubren, entonces se lanzan a escala internacional.

No hay necesidad de cerrar los mercados sólo para competidores nacionales, sobre todo cuando se necesitan grandes volúmenes de medicamentos. Eso generó la concentración de mercados, comentó.

Sostuvo que la Cofece no se ha involucrado ni conoce los procesos de compra de medicamentos que ha realizado este gobierno porque no se le ha invitado a revisarlos ni a emitir opinión o recomendación.

Si bien celebró que la Cofepris acelere los registros sanitarios en México, advirtió que el Tratado México, Estados Unidos y Canadá (T-MEC) complica la importación de productos biotecnológicos.

Últimas noticias