Productores advierten de una “parálisis” rural en 2020

Compartir en Facebook Compartir en Whatsapp

Ciudad de México. El Movimiento El Campo es de Todos, integrado por UGOCP, CAP, CNPA MN, CIOAC JDLD, UNIMOSS, UFIC, FPFVMSXXI, AFERAMICH, UGOCM-JL, y RED OSC, advirtió que México vivirá una “parálisis productiva” en el medio rural en 2020.

Ante ello sostuvo que urge un “diálogo circular” entre gobierno y productores porque “si el campo se cae, no habrá dinero que alcance para detener la movilización social por hambre”.

En conferencia de prensa, las 10 agrupaciones de productores que integran el Movimiento detallaron que la advertencia tiene sustento, ya que se aprobó un “Programa Especial Concurrente (PEC) 2020 mermado, cero subsidios al campo contra un aumento considerable, en este rubro, por parte de Estados Unidos en apoyo a sus productores ante su guerra arancelaria”.

Los voceros de la agrupación, Wilfrido Hernández Jarquín, Isidro Pedraza Chávez y Luis Gómez Garay, de la CNPA-MN, UFIC y UGOCP, advirtieron que además está en puerta un riesgo más con la compra que México hará de ganado a Centroamérica dañando así precio, calidad alimentaria, producción, comercialización y existencia. La afectación será para productor y consumidor final.

Precisaron que Estados Unidos pronostica caída de granos en México resultado de la cancelación de los apoyos para la producción comercial agropecuaria a partir del año entrante.

Añadieron que de acuerdo al Departamento de Agricultura de Estados Unidos (USDA), para el ciclo septiembre de 2019 a agosto de 2020, en México las cosechas de maíz, soya y sorgo registrarán una baja a tasa anual de 9, 33 y 4 por ciento y añadieron que en que en esos alimentos México es deficitario en 37, 96 y 12 por ciento, respectivamente .

Por tanto las compras al extranjero serán en el caso del maíz de 37 a 44 por ciento, en el caso de la soya de 94 a 96 por ciento y en el sorgo de 8 a 12 por ciento.

“En el PEC 2020 los perdedores no son las organizaciones campesinas, sino millones de campesinos que corren el riesgo de entrar en parálisis productiva si no se estimula su capacidad productiva y se toman acciones para proteger el mercado interno de la competencia desleal que implican las importaciones agropecuarias”.

Por ello, reiteraron que las organizaciones campesinas buscan un diálogo respetuoso y circular con el Ejecutivo Federal, con el poder legislativo, “no para discutir programas gubernamentales, ni para proponer que se nos entreguen recursos públicos en nombre de nuestros representados”.

Aseguraron que se requieren alternativas para superar el estancamiento productivo del campo, superar la pobreza estructural y atender conflictos agrarios, derechos humanos de los indígenas, producción y economía social, financiamiento crediticio, entre otras.

Dejaron en claro que en la lucha por la construcción de un campo nuevo, “no somos adversarios, por ello, convocamos a las organizaciones campesinas a lograr un programa que dé rumbo a la exigencia del derecho al diálogo con el gobierno federal para la inclusión en el diseño, ejecución, supervisión y evaluación de políticas públicas, en el sector rural”.

Últimas noticias