Industria controla a leyes alimentarias en AL a través del miedo: OSC

Compartir en Facebook Compartir en Whatsapp

La industria controla a las leyes alimentarias en América Latina a través del miedo, ya que utiliza las mismas tácticas en toda la región frente a las políticas contra la obesidad por supuestos efectos económicos negativos, aseguró la organización de la sociedad civil (OSC) El Poder del Consumidor.

En conferencia señaló que, en el caso de México, las empresas del sector buscan lograr que el etiquetado que se apruebe en el país, sea confuso y nadie lo entienda, por ello, añadió, se debe exigir a estas firmas que transparenten sus donativos y patrocinios, ya que en la mayoría de los casos pagan supuestos estudios científicos y avales de organizaciones de “salud” a su gusto.

Pero no sólo eso, ya que acusó que varios legisladres del PRI, PAN, PRD e incluso de Morena se oponen al etiquetado frontal de advertencia, a pesar de que ya se aprobó el dictamen que reforma y adiciona varios artículos de la Ley General de Salud para incluir en los alimentos y bebidas dicho sistema.

Alejandro Calvillo, director de El Poder del Consumidor, explicó que en el país, después del avance que se tuvo de legisladores y sociedad civil al aprobar un etiquetado frontal que permitirá a los consumidores tomar decisiones acertadas en la adquisición y consumo de sus productos, sin embargo, lamentó que ahora esta iniciativa está en riesgo.

Y es que alertó que asociaciones empresariales como ConMéxico, La Cámara Nacional de la Industria de la Transformación (Canacintra), la Confederación de Cámaras Industriales (Concamin), entre otras, se han reunido con el presidente expresando su versión contra esta disposición, que actualmente se encuentra en la etapa de consulta para su reglamentación y aplicación, y así evitar que se lleve a la práctica correctamente lo que se aprobó en el Congreso.

“La política y la estrategia de las grandes corporaciones alimentarias sólo busca sus intereses, bloqueando las políticas de salud pública, aunque la salud de la población se colapse”, afirmó Alejandro Calvillo.

El director de El Poder del Consumidor señaló que estas grandes corporaciones globales de comida chatarra y bebidas azucaradas históricamente se han opuesto a las políticas públicas encaminadas a combatir la mala alimentación, la obesidad y la diabetes, “Ya no debe permitirse más que los intereses económicos estén por encima de la salud de los
mexicanos”.

Agregó que estas tácticas no son privativas de México, ya que las corporaciones internacionales de alimentos y bebidas han utilizado todos los recursos a su alcance en países donde se han establecido medidas de combate a la obesidad y la diabetes. 

En octubre pasado, el Senado de la República aprobó, casi por unanimidad y sin cambios, la minuta que fortalece la norma oficial que obliga todos los productores de alimentos y bebidas azucaradas a colocar en los envases un “ etiquetado frontal” de alerta sobre el contenido nutricional de los mismos.

Deberá contener con información precisa sobre la cantidad de azúcar, sodio, grasas saturadas y otros elementos que provocan severos daños a la salud y la economía, por el alto costo presupuestal de enfermedades como obesidad y diabetes.

Últimas noticias