Auge de instituciones superiores privadas, “por regulación laxa”

Compartir en Facebook Compartir en Whatsapp

 
Lunes 2 de diciembre de 2019. Con poco más de mil 500 instituciones en todo el país, el subsistema de educación superior privada atiende en la actualidad a 31.1 por ciento de la matrícula nacional, en un escenario sumamente variable, donde existen siete entidades en las que el sector privado concentra 40 por ciento o más de la matrícula local, frente a otras cinco cuyo porcentaje se ubica entre 11 y 15 puntos.

Además, los vacíos normativos existentes y una regulación laxa que ha prevalecido por décadas hacia el sector privado, han permitido a estas instituciones de educación superior particulares emerger, operar y prosperar, incluso a aquellas que tienen muy baja calidad.

Según Adrián de Garay Sánchez, profesor investigador del Departamento de Sociología de la Universidad Autónoma Metropolitana Azcapotzalco, y Eduardo Navarro Meza, especialista en sociología de la educación superior, por la misma unidad, las instituciones privadas han mostrado interés en obtener el reconocimiento de validez oficial de estudios (Rvoe), pero ha sido más por apegarse a la legalidad reconociendo sus programas y legitimar su operación, que para consolidarse como instituciones de calidad y con miras de mejora continua.

En su estudio El rompecabezas de la educación superior privada. Algunas piezas locales para comprender las nuevas dinámicas del sector privado en México, señala que si bien existen en el país instituciones particulares muy importantes por su prestigio, presencia nacional, tradición educativa, y número de estudiantes atendidos, en 20 estados del país esas casas de estudio más importantes por el peso de su matrícula y la distribución de su oferta son originarias de los propios estados, teniendo fuertes raíces históricas locales.

Las entidades donde las instituciones de educación superior privadas tienen más de 40 por ciento de la matrícula de este nivel son Guanajuato, Jalisco, estado de México, Nuevo León, Puebla, Yucatán y Chiapas. Estos dos últimos, con 48.2 y 49.3 por ciento, respectivamente. En tanto, Campeche, Chihuahua, Sinaloa, Tlaxcala y Zacatecas, son las entidades con menor porcentaje de alumnos en universidades e instituciones privadas, todas entre 11.1 y 15 por ciento.

Adrián de Garay explicó que la investigación encontró un fenómeno de relativa concentración de la matrícula en pocas instituciones en las entidades. De hecho, dijo, menos de 21 por ciento de las instituciones de cada estado concentra 50 por de la matrícula de las escuelas de nivel superior. El caso más notorio es Guanajuato, donde sólo cuatro instituciones, que representan 3.5 por ciento de las privadas, concentran la mitad de la matrícula, en contraste con Yucatán, donde ocho (14.3 por ciento) aglutina también la mitad.

Incluso en Tlaxcala y Zacatecas, entidades con escasa presencia privada, se repite el patrón: pocas universidades concentran 50 por ciento de la matrícula privada local.

Los investigadores concluyen que para comprender las nuevas dinámicas en México en esas instituciones privadas es necesario analizar los hechos a nivel de los estados, con el fin de entender el dinamismo con el que se desenvuelven y la forma en qué se conforman los mercados educativos específicos.

 

Últimas noticias