Alertan sobre sustituto de bacalao por otras especies para venta

Compartir en Facebook Compartir en Whatsapp

Ciudad de México. En esta época en la que el consumo de bacalao se incrementa, Oceana México alertó por la sustitución de dicha especie por otras más baratas como tiburón y raya, de acuerdo con una investigación de campo que realizó en la Ciudad de México.

Renata Terrazas, directora de campañas de transparencia de Oceana, señaló a La Jornada que “actualmente no contamos con ninguna herramienta que nos permita identificar que lo que nos venden es lo que dicen que es, por eso en Ocena impulsamos la construcción de una política de trazabilidad”.

Detalló que en abril de este año se anunció en el programa nacional de normalización, “que es cuando se a dan a conocer todas las normas oficiales mexicanas en las que van a trabajar en el año. Nos dijeron que se iba a trabajar en el tema de trazabilidad, pero el año está por cerrarse, y no hemos tenido noticias que la Comisión Nacional de Acuacultura y Pesca (Conapesca) vaya a trabajar en esa política”.

Acotó que el “engaño y sustitución en la comida del mar persiste”, y es que en marzo pasado Oceana México reveló la venta de unas especies por otras, en relación a otros pescados. “En el caso del bacalao tiene repercusiones específicas, una de ellas afecta el bolsillo de los consumidores, porque les venden pescado que normalmente es más barato, a un precio mucho más caro. La tilapia cuesta 85 pesos, y si la venden como bacalao sale 220 pesos más. Ahí claramente está ganando”, y refirió que seguramente no es el pescador, porque a ellos se las deben comprar al precio de la especie que es.

Expuso que muchas familias ahorran para comprar bacalao es estas épocas, pues esta especie es cara, puede costar “300 pesos el kilo, y lo que recibes es un fraude” y detalló que el bacalao suele venderse seco y salado. “No está fácil no se ata fácil que cualquier pescado pueda ser secado y salado, normalmente son rayas y tiburones. Aunque la captura es esas especies es legal”, advirtió que algunas especies de tiburón vendido como bacalao “están en situación de cuidado. Encontramos tiburón martillo, que está a nada de convertirse en especie en peligro de extinción”.

La investigación de Oceana México, detectó que 31.5 por ciento de las porciones de bacalao analizadas en restaurantes, supermercados y pescaderías en Ciudad de México, no correspondían con el nombre de venta.

“Esta es la temporada del año de más consumo de bacalao y las pescaderías son las más fraudulentas”, señaló Terrazas, quien explicó que, comparativamente, los niveles de sustitución en las muestras analizadas fueron menores en supermercados (4.5 por ciento) comparado con restaurantes (40 por ciento) y pescaderías (55 por ciento).

Últimas noticias