Emisiones contaminantes de países del G20 subieron 1.8% en 2018

Compartir en Facebook Compartir en Whatsapp

Ciudad de México. Debido a la alta dependencia de los combustibles fósiles para el transporte, calefacción y generación de electricidad, en 2018 los países del G20 incrementaron sus emisiones de gases de efecto invernadero (GEI) en 1.8 por ciento, en relación con las emitidas en 2017, señaló Jorge Villarreal Padilla, director de Política Climática y Transporte de Iniciativa Climática de México (ICM).

En la presentación del reporte internacional Brown to Green G20, elaborado por Iniciativa Climática Internacional, conformada por alrededor de 15 agrupaciones, de la cual forma parte ICM, Villarreal Padilla indicó que esta es una “mala noticia”, porque lo que se espera es que esas emisiones se estabilicen o se reduzcan, pero no que aumenten.

En entrevista con La Jornada expuso que el dato es importante porque las economías del G20 representan casi 90 por ciento de las emisiones globales.

Esto nos habla que cada vez va a ser más complicado y más costoso económicamente poder cumplir con las metas del Acuerdo de París, que nos indican que debemos generar esfuerzos enfocados a reducir emisiones para que la temperatura promedio de la Tierra no rebase 1.5 grados centígrados para 2030”.

Tras señalar que esta medición se hace “a través de 80 indicadores en materia de mitigación, adaptación y financiamiento en donde de forma homologada entre todas las economías del G20, identificamos los datos y hacemos el análisis respectivo”, advirtió que “las emisiones del G20 crecieron y apuntan a un incremento, si se mantiene todo igual de por encima de los tres grados centígrados”.

Subrayó que “México se encuentra en esa misma tendencia, porque nuestra economía sigue siendo una economía basada en combustibles fósiles, nuestra generación energética sigue estando basada en combustibles fósiles”. Añadió que en el país genera “700 millones de toneladas aproximadamente de emisiones de CO2 y añadió que en los últimos 15 años las emisiones se han incrementado “70 por ciento”.

Consideró que el gobierno actual tiene la oportunidad de revertir esta tendencia y sostuvo que disminuir la pobreza contribuye también a bajar las emisiones GEI. “Hay instrumentos, medidas y acciones que contribuyen a las dos cosas: a reducir los GEI y las desigualdades sociales, tales como el manejo forestal comunitario, la generación fotovoltaica y ampliar transporte público masivo”, entre muchas otras.

El reporte indica que en México las fuentes fósiles representan 89 por ciento de la oferta de energía primaria, uno de los niveles más altos en las economías del G20, debido a la alta dependencia del uso de gas, que representa 39 por ciento frente al cuatro por ciento de renovables en la oferta energética.

Últimas noticias