Transporte Limpio reduce 1.6 millones de toneladas de CO2

Compartir en Facebook Compartir en Whatsapp

 
Viernes 29 de noviembre de 2019. La antigüedad promedio de la flota de transporte de carga y pasajeros en el país es de 17 años y tan sólo durante 2016 emitió 87 por ciento de las partículas finas que produce el sector transporte en el país. Se trata de uno de los contaminantes del aire que más daños ocasionan a la salud. Las unidades a diésel son causantes de 25 por ciento del total de las emisiones nacionales de carbono negro, contaminante climático de vida corta.

Lo anterior fue señalado por Julio Trujillo, subsecretario de Fomento y Normatividad Ambiental de la Secretaría de Medio Ambiente y Recursos Naturales (Semarnat), a partir de datos del inventario nacional de emisiones de 2016 del Instituto Nacional de Ecología y Cambio Climático.

Dijo que estas emisiones ocasionan impactos a la salud, por lo que se buscan alternativas para dar los servicios de transporte y proteger a la población. Las partículas finas de 2.5 microgramos, debido a que se alojan en los pulmones, pueden ocasionar cáncer y otras enfermedades.

Durante la entrega de reconocimientos a 30 empresas por su participación en el Programa de Transporte Limpio y por alcanzar sus metas de eficiencia, reducción de la huella de carbono y de emisiones contaminantes, el funcionario explicó que se evaluaron 71 mil unidades de transporte de carga y pasajeros, las cuales dejaron de emitir 1.6 millones de toneladas de dióxido de carbono equivalente.

Este programa tiene como fin que esas unidades de transporte reduzcan el consumo de combustible, las emisiones de gases de efecto invernadero, de partículas suspendidas finas y PM10, óxidos de nitrógeno, así como reducir los costos de operación.

El funcionario consideró que con estas medidas se mejora la calidad del aire y se reducen emisiones de gases de efecto invernadero, causantes del cambio climático. Apuntó que si bien el autotransporte es un factor estratégico para la economía del país, también es un generador importante de emisiones a la atmósfera.

Durante el acto, señaló que con la la Secretaría de Comunicaciones y la Comisión Nacional para el Uso Eficiente de la Energía, así como con sinergia con la industria automotriz, se ha avanzado en la incorporación de casi 500 empresas al programa.

Entre las medidas que el transporte aplica están la regulación de la velocidad máxima, mantenimiento de las unidades, control de combustible y el uso de tecnologías como las mejoras aerodinámicas en las unidades, llantas de baja resistencia al rodamiento, lubricantes avanzados y dispositivos de control de emisiones.

Con el programa se busca que las empresas transportistas adopten esas medidas y reduzcan las emisiones por cada kilómetro recorrido y por tonelada transportada, mientras los usuarios pueden contratar empresas eficientes adheridas a esta estrategia y con ello reducir la huella de carbono por el traslado de sus productos.

En su intervención, el subsecretario de Transportes de la SCT, Carlos Alfonso Morán Moguel, informó que la dependencia trabaja en el mapa de ruta tecnológica hacia un transporte limpio. Hay empresas que ya se están transformando en el reparto de última milla con vehículos eléctricos diseñados en México.

Últimas noticias