Académico de la ESCA denuncia discriminación laboral

Compartir en Facebook Compartir en Whatsapp

Ciudad de México. Un académico de la Escuela Superior de Comercio y Administración (ESCA) del Instituto Politécnico Nacional (IPN) denunció que ha sido marginado de la posibilidad de optar por un puesto más alto de trabajo en ese plantel debido a que el director del mismo se lo negó por el hecho de ser homosexual.

En entrevista con La Jornada, el profesor y actor Fernando Vesga indicó que hace 13 años ingresó como “profesor invitado” a la ESCA, tiempo durante el cual se hizo cargo del grupo de teatro del colegio, dio clase frente a grupo y encabezó grupos estudiantiles que ganaron diversos concursos de comunicación y oratoria.

A la llegada del actual director del plantel, Juan Flores Saavedra, Vesga se acercó a él para explicarle que le gustaría ocupar la dirección de cultura de la escuela, puesto para el cual se sentía respaldado por su experiencia actoral y docente, pero también por por el hecho de haber ganado tres premios nacionales de declamación.

Aunque en un principio el funcionario le dijo que estaba abierto a estudiar alguna opción de empleo mejor remunerada para él, después de algunos meses dejó de recibirlo, hasta que el pasado 7 de junio su secretario particular, Fernando Medina Baltazar, le dijo directamente a Vesga que no era elegible para el puesto que había solicitado a causa de “su problema”, en referencia a que ha declarado abiertamente su homosexualidad.

Luego de que el docente le recriminara por su actitud, Medina le respondió: “no te pongas mal, es que es una área donde llegan muchos jovencitos y no queremos ninguna demanda por acoso”, cuando no hay antecedentes de denuncias en contra de Vesga por este tipo de faltas.

De forma paradójica, señaló el académico, en la titularidad de la dirección de cultura que él buscaba fue nombrado Gerardo Daniel Delgado Jiménez, quien en un “tendedero” de denuncia que se instaló recientemente en la ESCA, fue mencionado al menos 7 veces por supuestos actos de acoso contra alumnas, junto con otros maestros.

Tras denunciar lo ocurrido en la Defensoría de los Derechos Politécnicos, el Consejo Nacional para Prevenir la Discriminación, la Comisión Nacional de los Derechos Humanos y la Procuraduría General de Justicia de la Ciudad de México —sin resultado alguno hasta ahora—, Vesga ha comenzado a ser blanco de actos de hostigamiento, como interrumpir sus clases para fotografiar su pizarrón o entregarle oficios no relacionados con temas académicos, además de boicotear actos en donde él participa.

“Me están checando y me hicieron llegar un anónimo que no decía nada, pero eran fotos de mi casa en Morelos. Por eso, si algo me pasa, hago responsables a Juan Flores Saavedra y Fernando Medina Baltazar”, indicó.

Según el docente, los actos de discriminación por homofobia en la ESCA son comunes, pues “cuando los maestros detectan algún amaneramiento en algún estudiante, lo presionan y hacen bromas públicamente sobre él. Hubo un joven que hasta se dio de baja de la escuela y no ha habido ni una llamada de atención” contra los agresores.

“Necesito mi trabajo y tengo mucho qué perder, pero no se vale. Esto debe generar un antecedente para que no le pase a otros maestros o alumnos. A lo mejor no va a desaparecer del todo, pero sí que disminuya esta ola de violencia sicológica que tiene que ver con la ignorancia, los miedos y los prejuicios. No quiero confrontación, quiero que dialogamos y que convivamos como iguales”, subrayó.

Este diario buscó al departamento de comunicación social del IPN para solicitarle un posicionamiento sobre el tema, pero hasta el momento no ha recibido ninguna respuesta.

Últimas noticias