Incluyen 8 tipos de peces rayas en lista de animales en riesgo

Compartir en Facebook Compartir en Whatsapp

Ciudad de México. Con los cambios a la lista de especies de la norma oficial 059 de Semarnat, que incluye las que están bajo protección especial y en peligro de extinción, se incluyeron ocho variedades de rayas, varias de ellas ahora enfrentan mayor riesgo en su conservación, señaló Ramón Bonfil, de Océanos Vivientes.

Hay dos especies de tiburón sierra o pez sierra que en realidad son especies de rayas; el tiburón sierra de dientes pequeños y el tiburón sierra de dientes grandes que pasan de la categoría de amenazadas a peligro de extinción, lo cual recalca el mayor riesgo de desaparecer y la urgencia de realizar acciones para la recuperación de sus poblaciones.

En un comunicado la organización explicó que también están las seis especies de mantarrayas y rayas diablo que existen en México, las cuales se incluyen en la Lista de especies en riesgo bajo protección especial, debido a su fragilidad biológica, alta vulnerabilidad a la pesca y las amenazas que enfrentan a nivel mundial. Se trata de la manta gigante, la raya diablo del Atlántico, la raya diablo de aguijón, la manta pigmea, la raya diablo chilena y la raya diablo de aleta curva.

Los dos especies de tiburones sierra de México eran muy abundantes en playas, esteros, lagunas costeras y ríos de nuestro país, y venerados por los aztecas quienes los consideraban un monstruo mítico, Acipactli, a partir del cual se regeneró la tierra.

La sobrepesca, la destrucción de su hábitat principal que son los manglares y su lenta reproducción ocasionaron que desaparecieran casi por completo de nuestro territorio. “Ambas especies estaban erróneamente clasificadas como amenazadas en la norma, cuando en realidad su estado de conservación es mucho más delicado”.

En tanto, las mantarrayas y rayas diablo son especies con muy lento crecimiento y cada vez que se reproducen dan a luz una sola cría. Esto hace que sus poblaciones crezcan muy lentamente y no tengan la capacidad de recuperarse rápidamente de los efectos de la pesca. En los últimos 20 años las poblaciones de mantarrayas y rayas diablo han sido diezmadas en diversas partes del mundo hasta en una tercera parte debido a un mercado internacional muy lucrativo de agallas o branquias de mantarrayas y rayas diablo basado en China, el cual vende las agallas secas como un supuesto medicamento milagroso para la cura de cientos de males, lo cual es totalmente falso.

La inclusión de las mantarrayas y rayas diablo en la nueva versión de NOM 059 y la recategorización de los tiburones sierra representan avances significativos en la legislación para la protección de estas especies en México, pues ahora en teoría habrá doble monitoreo y vigilancia y se podrá perseguir a los infractores por parte de dos autoridades diferentes.

Últimas noticias