Supermercados no han reducido huella plástica: Greenpeace

Compartir en Facebook Compartir en Whatsapp

Ninguna cadena de supermercado aplica medidas satisfactorias para reducir la utilización de plásticos de un sólo uso. Tan sólo Super Kompas y The Green Corner, aplican algunas acciones, pero sus resultados no son satisfactorios, indicó Greenpeace en el Ranking de supermercados según su huella plástica 2019.

El reporte realizado para conocer la huella plástica de los supermercados en México e incentivarlos a que eliminen plásticos de un solo uso, Greenpeace encontró que hay baja participación del sector de los supermercados para combatir la crisis de contaminación por este material en el país.

La organización solicitó a 32 cadenas de supermercados de México que respondieran un cuestionario para evaluar su disposición a reducir la contaminación plástica. Sólo diez atendieron las preguntas, mientras 17 se negaron a hacerlo, algunas de ellas bajo el argumento de que la Asociación Nacional de Tiendas de Autoservicio y Departamentales (ANTAD) les había instruido no participar en el ejercicio.

Las cadenas que participaron, con lo cual demostraron al menos un compromiso con la transparencia en sus operaciones, fueron Walmart, Soriana, The Green Corner, Abarrotes Dunosusa, Merco, Súper Doña, Súper Willy’s, La Misión, Súper Kompras y Arámburo Supermercados.

Las dos primeras cuentan con presencia a nivel nacional, mientras que el resto se restringen a algunas zonas del país, por ejemplo la Ciudad de México, donde se ubica The Green Corner, o Súper Willy´s, cuyas sucursales se ubican en el sureste del país.

Se negaron a responder el cuestionario del ranking Chedraui, H.E.B., Al Super, Arteli, Piticó, Smart and Final, CECOM, Merza, S-MART y Su Plaza. Algunas de ellas con presencia primeramente en el sur del país, como Chedraui, y otras en el norte, como Smart and Final en el estado de Baja California.

Algunos supermercados reportaron que sus acciones para reducir el uso de plásticos se establecieron a partir de leyes estatales para regular el manejo de este material de un sólo uso, lo que demuestra que los esfuerzos de los congresos estatales en la gestión de residuos inciden efectivamente en las decisiones que los actores toman contra este problema.

Las acciones de los supermercados aún son incipientes y se enfocan en falsas soluciones, como usar cartón o papel en lugar de plástico, lo que traslada la presión ambiental de la contaminación por plásticos a la deforestación ya que implica el uso insostenible de recursos naturales.

Entre las propuestas de Greenpeace para que los supermercados asuman su responsabilidad en la contaminación plástica, destaca que tomen en cuenta la innovación para cambiar su modelo de negocios, invertir en envases reutilizables, recargables, retornables y sistemas de distribución de productos a granel.

Últimas noticias