Fonacot descontará 10% extra durante el Buen Fin

Compartir en Facebook Compartir en Whatsapp

Ciudad de México. Los trabajadores que solicitan un crédito en efectivo al Instituto del Fondo Nacional para el Consumo de los Trabajadores (Fonacot) lo destinan principalmente al mejoramiento o remodelación de su vivienda, compra de bienes durables (estufas, refrigerador, lavadora) o para pagar pasivos

y de esta manera refinanciarlo, afirmó Alberto Ortiz Bolaños director de la institución.

El Fonacot, dijo, hará un descuento de 10 por ciento adicional en todos los plazos y niveles de descuento del producto Crédito Efectivo, que se tramiten del 11 al 17 de noviembre, con lo que el organismo se suma al Buen Fin en beneficio de los trabajadores.

Con esta promoción se colocará las tasas de interés de los créditos en efectivo en niveles de un mínimo de 14.4 por ciento a un máximo de 19.8 por ciento muy por abajo de los intereses que cobran la mayoría de los intermediarios financieros.

Alberto Ortiz recordó que además de esta promoción de Buen Fin, el Fonacot redujo, en agosto pasado, sus tasas de interés en 20 por ciento con lo que a la fecha se han colocado más de un millón 56 mil 839 créditos por un monto cercano a los 19 mil millones de pesos.

Afirmó, que el Instituto estima colocar alrededor de 30 mil créditos por un monto de 600 millones de pesos, durante el fin de semana de promociones y descuentos. El monto promedio del crédito es de unos 20 mil pesos.

“Estamos ofreciendo 11 por ciento más créditos y 21 por ciento más en monto, comparado con el año pasado, por lo que podemos garantizar que el Fonacot es la mejor opción de financiamiento”, aseguró el titular del Instituto.

En entrevista con este diario, señaló que la cartera vencida de la institución es de 4.8 por ciento, un punto porcentual menos que al cierre de 2018, cuando se ubicó en 5.8 por ciento.

Ortiz Bolaños dijo que principalmente se atienden a trabajadores que perciben entre 1 y 5 salarios mínimos.

Explicó que el monto del crédito está en función del ingreso de los trabajadores y de su capacidad de pago. Los créditos generalmente andan en un rango de entre una quincena y hasta tres meses de salario bruto.

Indicó, que se ha observado una gran demanda de créditos desde que en agosto se inició la reducción de las tasas de interés en los créditos en efectivo.

Otros destinos de los créditos que los trabajadores solicitan son para vacaciones o para enfrentar los costos de alguna enfermedad.

Resaltó que los créditos en efectivo que otorga el Fonacot incluyen también una protección por desempleo, invalidez e incapacidad.

Ortiz Bolaños indicó que se ha presentado un cambio , pues mientras en el pasado cuando el Fonacot entregaba una tarjeta de crédito muchos trabajadores lo destinaban a comprar bienes perecederos o comida y ahora los acreditados lo utilizan generalmente a obtener bienes que les permitan mejorar su calidad de vida.

“Lo ideal es que la gente utilice el crédito, que tiene un costo, en mejorar su calidad de vida permanente”, recomendó.

Señaló que actualmente hay 350 mil centros de trabajo afiliados al Instituto con lo que son susceptibles de obtener un crédito en efectivo poco más de seis millones de trabajadores.

 

Últimas noticias