Prohibir el trabajo infantil solo lo oculta: World Vision

Compartir en Facebook Compartir en Whatsapp

Ciudad de México. Para el programa Campos de Esperanza, que impulsa el organismo internacional World Vision, los retos para la disminución del trabajo infantil, implican mejorar el marco legislativo a fin de asegurar que el trabajo en la agricultura y las fábricas de ladrillos, entre otros, se incluyan explícitamente como formas peligrosas de trabajo.

Al reconocer que prohibir el trabajo infantil solo ocasiona que este se oculte, Malcom Aquiles, oficial de política pública en WV, señaló que el organismo que representa ha realizado un estudio desde el que se analiza las implicaciones que conllevan a tener infantes y menores en labores prohibidas, sin embargo precisó “no queremos criminalizar solo entender el contexto de las familias que se ven obligadas a incorporar a niños y niñas al trabajo agrícola” de ahí recalcó la
Importancia de trabajar con diversos sectores como empresarial y gubernamental a fin de disminuir los riesgos.

Hoy en día existen aproximadamente dos millones 500 mil adolescentes dedicados a actividades clandestinas o trabajo forzado, así como un millón 500 mil más inmersos en actividades peligrosas.

Sobre las propuestas para disminuir estas cifras, destaca la modificación al artículo 176 de la Ley Federal del Trabajo, proceso que está en curso en conjunto con la Cámara de Diputados.

La propuesta busca atacar esta problemática principalmente en estados como Sonora, Veracruz, Chiapas y otras zonas del país, donde el trabajo infantil en zonas rurales es una constante.

De acuerdo con el Diagnóstico del módulo de trabajo infantil del 2017, la mayor tasa de trabajo infantil la encabeza Nayarit com 19.7%, le sigue Zacatecas con 18.9%, Campeche 17.1 y Tabasco con el 17.9%. La media nacional es de 11.0.

Cosecha, siembra, manejo de agroquímicos, y en donde se exponga a la deshidratación, son consideradas las actividades más riesgosas para los infantes.

Últimas noticias