Persisten abusos e irregularidades en centros penitenciarios: CNDH

Compartir en Facebook Compartir en Whatsapp

Ciudad de México. Aunque en México ha habido ciertas mejoras en las condiciones de diversos centros penitenciarios, tanto federales como locales, en dichos sitios todavía persisten diversas abusos e irregularidades y “si no se vigilan y atienden adecuadamente, pueden ser focos de inseguridad, violencia, corrupción e impunidad”, señaló la Comisión Nacional de los Derechos Humanos (CNDH).

Al dar a conocer el Diagnóstico Nacional de Supervisión Penitenciaria 2019, el Ombudsman Luis Raúl González Pérez indicó que los diversos sistemas carcelarios del país mostraron una calificación ascendente en términos generales, pues el sistema estatal obtuvo una calificación promedio de 6.75 contra el 6.21 que registró en 2015. Al tiempo que el sistema federal (incluyendo las prisiones militares) tuvo una calificación de 8.12, mientras que en 2015 fue de 7.64.

Lo anterior significa una mejora en la calificación nacional promedio de 6.92 a 7.43 en el periodo mencionado, todo ello en una escala del uno al 10.

En la presentación del Diagnóstico, González Pérez y la tercera visitadora general de la CNDH, Ruth Villanueva, indicaron que cuatro estados alcanzaron una calificación mayor a ocho: Querétaro, Tlaxcala, Coahuila y Guanajuato, mientras que 25 entidades obtuvieron una evaluación de entre seis y ocho, y tres estados obtuvieron un grado menor a seis, que son Veracruz, Guerrero y Tamaulipas.

Aunque saludaron los avances obtenidos en esta última medición -especialmente el registrado en los centros de reclusión femeniles- el Ombudsman y la visitadora señalaron que en los penales estatales sigue habiendo diversas fallas, entre ellas insuficiencia de personal, insuficiencia de actividades laborales y de capacitación, y deficientes condiciones materiales de equipamiento e higiene, así como una separación deficiente entre procesados y sentenciados.

De igual manera, hicieron ver que sigue habiendo una preocupante falta de prevención y atención de incidentes violentos, además de cobros indebidos y fenómenos de autogobierno o cogobierno con las autoridades.

Por lo que se refiere a los centros federales, alertaron que en 16 de 17 establecimientos hay insuficiencia de personal, prestación deficiente de servicios de salud y carencias en la atención a adultos mayores.

 

Últimas noticias