ONU-DH celebran acuerdos entre gobierno y comunidades indígenas

Compartir en Facebook Compartir en Whatsapp

Ciudad de México. La Oficina en México del Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos (ONU-DH) y la Defensoría de los Derechos Humanos del Pueblo de Oaxaca (DDHPO) saludaron el proceso de consulta y la firma de varios acuerdos, entre el Estado mexicano y 16 comunidades zapotecas para el aprovechamiento y conservación del agua de la región de los Valles Centrales de Oaxaca.

En un comunicado conjunto, ambas organizaciones recordaron que el pasado 12 de octubre, en la comunidad oaxaqueña de San Antonino Castillo Velasco, se alcanzaron acuerdos “por la voluntad y compromiso de las comunidades y de varias instituciones”, entre ellas la Comisión Nacional del Agua (Conagua), el Instituto Nacional de los Pueblos Indígenas (INPI) y la Secretaría de Medio Ambiente y Recursos Naturales (Semarnat).

En ese proceso, también destacaron el valor del acompañamiento del Centro de Derechos Indígenas Flor y Canto, el Colectivo Oaxaqueño en Defensa de los Territorios, OXFAM México y Servicios y Asesoría para la Paz (SERAPAZ), entre otros.

Dichos acuerdos permitirán el acceso, aprovechamiento, administración y conservación del agua del acuífero de Valles Centrales, en la microrregión Xinizaa por parte de las 16 comunidades mencionadas.

“Los acuerdos alcanzados son de una gran relevancia”, porque “en México, en otros contextos, no se han reconocido los derechos de las comunidades indígenas al acceso, utilización, administración y conservación del agua, destacó Jan Jarab, Representante en México de ONU-DH.

De igual manera, “representan una aplicación directa y ejemplar de los estándares internacionales contenidos en el Convenio 169 de la OIT y la Declaración de las Naciones Unidas sobre los Derechos de los Pueblos Indígenas, ante una Ley de Aguas Nacionales que hasta el momento no ha sido armonizada con dichos estándares”.

Por su parte, Bernardo Rodríguez, Defensor de los Derechos Humanos del Pueblo de Oaxaca, agregó que “este es el resultado de un largo proceso en el que las comunidades zapotecas de los Valles Centrales se unieron de una forma ejemplar, conformaron la Coordinadora de Pueblos Unidos por el Cuidado y Defensa del Agua (COPUDA) y realizaron sus propias obras de captación y retención de agua para atender la escasez del vital líquido y recuperar el acuífero”.

La ONU-DH y la DDHPO resaltaron que la ejecución y seguimiento de los acuerdos alcanzados será clave para garantizar los derechos de las comunidades indígenas y así convertir este proceso en un ejemplo digno de ser compartido y replicado a nivel nacional e internacional.

 

 

Últimas noticias