Por éxito de las vacunas, se olvidó la gravedad de males como sarampión

Compartir en Facebook Compartir en Whatsapp

 
Domingo 15 de septiembre de 2019. Las vacunas han sido víctimas de su propio éxito, afirmó Juan Ludert León, integrante de la Red Mexicana de Virología y experto del Centro de Investigaciones y Estudios Avanzados (Cinvestav) del Instituto Politécnico Nacional (IPN), quien destacó que la población olvidó la gravedad de enfermedades como el sarampión y la poliomielitis, lo que favoreció que por ignorancia, moda o religión un sector de la población deje de vacunarse.

Agregó que esta decisión no sólo es individual, tiene una responsabilidad social, porque la cobertura de vacunación tiene que alcanzar a un porcentaje elevado de la población para que haya una protección a la comunidad; señaló lo anterior luego de que la Organización Mundial de la Salud (OMS) reportara en la Primera Cumbre Mundial sobre la Vacunación que se han triplicado los casos de sarampión en el mundo.

En el encuentro, realizado el jueves en Bruselas, Bélgica, los Estados que integran el organismo se comprometieron a lanzar una nueva campaña para frenar la desinformación sobre las vacunas y propiciar un mayor acceso de la población a fuentes científicas para que tomen sus propias determinaciones.

Al respecto, Ludert León recordó que el sarampión es una enfermedad que puede ser grave y potencialmente mortal, por lo que reiteró que la decisión de no vacunar a un menor no es sólo un tema personal, sino social, porque se reduce la inmunidad de la comunidad y se crean condiciones para que el virus se propague.

Recordó que por décadas se hicieron grandes esfuerzos por alcanzar la erradicación de este virus, que sólo contagia a los seres humanos, por lo que “es posible pensar en erradicarlo, y casi lo logramos, pero lo que en los años 50 del siglo pasado era un sueño –tener una vacuna capaz de erradicarlo–, ahora ocurrió lo imposible, que pese a tenerla, la gente no quiere vacunarse”.

En la Cumbre Mundial sobre la Vacunación, la OMS destacó que en los primeros meses de este año se reportaron 365 mil personas infectadas por sarampión, y se estima que al menos uno de cada 10 niños menores de dos años no ha sido inmunizado contra esta enfermedad.

Informó que en lo que llevamos de 2019 se ha notificado el mayor número de casos de sarampión a escala mundial desde 2006. En 2018 se produjo un aumento repentino de los casos de esta enfermedad, que ha continuado en 2019, pues en el primer semestre se notificaron aproximadamente 90 mil sólo en la región europea.

El investigador del Cinvestav agregó que para frenar la desinformación que se ofrece, principalmente en redes sociales, se debe acceder a contenidos científicos que realmente orienten las decisiones informadas de la población.

En el caso de México destacó el libro Pablo tiene sarampión, elaborado por las especialistas mexicanas Susana López, Selene Zárate y Martha Yocupicio, e ilustrado por Eva Lobatón, el cual ya ha sido traducido a 11 idiomas por la excelencia de su contenido, pues, explicó, está dedicado a los niños y brinda información científica de una forma amena y veraz.

Últimas noticias