Demandan orden legal efectivo para acuacultura sostenible

Compartir en Facebook Compartir en Whatsapp

Ciudad de México. Organizaciones pesqueras y acuícolas, acuacultores rurales e industriales, empresarios pesqueros, organizaciones de la sociedad civil, investigadores, comercializadores y chefs, consideraron que es necesario contar con un orden legal, control, transparencia y rendición de cuentas efectivo para desarrollar una pesca y acuacultura sostenible.

En la primera edición del Summit Latinoamericano por la Sustentabilidad Pesquera y Acuícola, organizado por el Consejo Mexicano para la Promoción de los Productos Pesqueros y Acuícolas (Comepesca), también sostuvieron que la colaboración entre la industria y la comunidad científica es fundamental para saber con qué recursos pesqueros cuenta México, su estado actual, y evaluar si se están cumpliendo las metas establecidas.

Así mismo indicaron que para que haya una competencia comercial justa y leal, es necesario actuar bajo un marco legal actualizado que obligue a un etiquetado claro en cuanto a la especie, origen, trazabilidad en la cadena de valor, contenido neto, fosfatos y certificaciones de sostenibilidad, para que los consumidores puedan tomar mejores decisiones.

Aparte la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO) refirió que el sector de pesca artesanal es fundamental para asegurar la sustentabilidad de los recursos y para promover el desarrollo de las comunidades costeras. “El 85 por ciento de las capturas de pescado y mariscos que llegan a las mesas de nuestra región provienen de la pesca artesanal”.

La pesca artesanal y de pequeña escala representa el medio de vida de por lo menos 1.8 millones de familias en América Latina y el Caribe, además es la fuente principal –y en algunos casos la única– de proteína animal para cientos de comunidades ribereñas, muchas de ellas indígenas.

Por ello el desarrollo sostenible de la pesca y acuicultura en pequeña escala es clave para la seguridad alimentaria y la reducción de la pobreza en la región, por su rol como fuentes primordiales de proteínas y nutrientes esenciales y como proveedoras de ingresos y medios de subsistencia para millones de familias.

En 2017, la producción pesquera y acuícola total de América Latina y el Caribe representó el siete por ciento de la producción global, con un volumen de 14 millones de toneladas. Brasil y México fueron los países del área con los volúmenes de captura continental más elevados y los únicos que superaron las 100 mil toneladas.

Últimas noticias