Llama CAP a evitar desmantelamiento del campo

Compartir en Facebook Compartir en Whatsapp

Ciudad de México. El Congreso Agrario Permanente (CAP) llamó a las organizaciones de productores a “cerrar filas para evitar el desmantelamiento del campo mexicano en 2020, con un Presupuesto mermado para el medio rural por quinto año consecutivo y ante la creciente asignación financiera a programas asistencialistas”.

En conferencia de prensa demandaron que la Cámara de Diputados defienda un presupuesto mínimo de 65 mil millones de pesos, que fue el monto asignado para este 2019 a la Secretaría de Agricultura y Desarrollo Rural (Sader), pues de no ser así sería el quinto año a la baja en la asignación de recursos, lo que redundaría en una crisis alimentaria.

José González Aguilera y Raúl Pérez Bedolla, coordinador y secretario técnico del CAP, detallaron que el Proyecto de Presupuesto de Egresos 2020 reduce en un seis por ciento los recursos destinados al Programa Especial Concurrente, pasando de 352 mil millones de pesos a 331.4 mil millones de pesos.

Dijeron además que la Sader “es una de las dependencias más castigadas porque la reducción de su presupuesto es de 29 por ciento”.

Sostuvieron que la reducción presupuestal afecta al campo desde 2015, por ello llamaron a la

Cámara de Diputados a modificar al alza el presupuesto asignado en la propuesta gubernamental a la Sader, el cual es por 46 mil 253 millones de pesos.

Detallaron que en 2015 se asignó un presupuesto de 105 mil 858 millones de pesos; en 2016 fue de 94 mil 287 millones de pesos; en 2017 de 73 mil 492 millones de pesos, en 2018 de 72 mil 125 millones de pesos, en 2019 de 65 mil 435 millones de pesos y en 2020 se propone un presupuesto de 46 mil

253 millones de pesos.

“La situación se agrava debido a que se reducirían 96 por ciento de recursos a programa de fomento a agricultura en el Paquete Económico 2020”.

Isidro Pedraza Chávez, presidente de la Unidad de la Fuerza Indígena y Campesina (UFIC), indicó que el presidente Andrés Manuel López Obrador aseguró que los programas de fomento a la agricultura se le asignarían 100 millones de pesos, mientras que al Crédito Ganadero a la Palabra recibirían mil millones de pesos el año siguiente.

“Lo que preocupa es que el gobierno federal reduce en 29 por ciento la propuesta de recursos para la Sader en su Presupuesto de Egresos para el ejercicio 2020, por lo que recibiría 19 mil 181 millones 737 mil 699 pesos menos a los 65 mil 434 millones 880 mil 164 pesos que percibió en 2019”.

Destacó que para agosto de este año existió un “33.5 por ciento de subejercicio en el presupuesto 2019 y por tanto pedimos una evaluación del alcance del presupuesto de este año, así como de los recortes para saber cómo debe quedar el PEF 2020”.

Destacó que el gobierno “se comprometió a apoyar la producción de alimentos para alcanzar la autosuficiencia alimentaria; sin embargo, a un año de ese ofrecimiento hoy propone una reducción importante de 96 por ciento menos de los recursos si se compara con los dirigidos a ese programa este año, lo cual es alarmante que este programa de Fomento a la Agricultura tenga esos recursos con lo cual estaría en riesgo la producción de alimentos en el país”.

Dijeron que otro programa al que se le dio un buen presupuesto fue Crédito ganadero a la palabra, el cual consiste en la entrega al beneficiario especies pecuarias y éste se compromete a pagar en especie a través de las primeras crías.

“Sin embargo, se entregaron entre dos a tres vacas, pero sin semental, cuando el compromiso del gobierno federal era dotar a los productores con 10 vacas, y un semental y por si fuera poco los animales se encuentran en mal estado”.

“Dicho programa tendrá un presupuesto de solo mil millones de pesos para la propuesta de proyecto del ejercicio fiscal de 2020, tres mil millones menos que los destinados para el presente año”.

Añadió que “el proyecto contempla mantener el presupuesto de los programas de fertilizantes, en mil millones, cantidad inferior al asignado en 2019; sin embargo, el programa se aplicó con demasiadas deficiencias y no se ha dicho si seguirá sólo en el estado de Guerrero o se cambia a otra entidad”.

“Tampoco se sabe si se destinarán los mismos dos mil millones de pesos que se otorgaron al Programa Diconsa en 2019, al igual que los mil 240 millones de pesos que se dan al programa Liconsa”.

Por ello, exhortaron a los diputados a que rectifiquen el monto presupuestal asignado al campo pues difícilmente se alcanzaría la autosuficiencia alimentaria en el país.

Últimas noticias