C5 se vinculará a la protección a periodistas

Compartir en Facebook Compartir en Whatsapp

Ciudad de México. Un total de 14 personas se incorporaron de diciembre a agosto al Mecanismo de Protección de Defensores de Derechos Humanos y Periodistas, sumando a la fecha 44 en la Ciudad de México, que se ha convertido en “un santuario” en esta materia.

El convenio de cooperación y colaboración entre el Mecanismo y el C5, que se firma este día, generará procesos mucho más complejos de protección, mediante el intercambio de información para dar a conocer la situación que viven estas personas. Así como de los casos que estamos incorporando y los que tienen medidas de protección urgente, a fin de incrementar el banco de datos que se tiene, informó la directora general del MPI, Tobyanne Ledesma Rivera.

Comentó que integrantes de ambos organismos conformarán un grupo de trabajo que se instalará en los próximos 30 días, que se encargará de un intercambio de información puntual sobre la protección de personas defensoras de derechos humanos y periodistas.

Ante el subsecretario de Gobierno, Arturo Medina, explicó que desde su nombramiento han echado a andar una serie de materias interinstitucionales a fin de atender a quienes están en la ciudad o vienen en busca de protección y refugio.

De ahí la importancia de este convenio, a través del cual se invitará al C5 a las sesiones del consejo consultivo, de instauración de medidas y donde se eligen los mecanismos de protección, en los casos que se requiera su colaboración.

Además se suma a una serie de trabajos interinstitucionales con las secretarias del Trabajo, Salud y Seguridad Ciudadana y el Instituto de la Juventud en la atención de los solicitantes y de sus familias, a través de los programas sociales que se tienen.

Con la SSC, por ejemplo, se ve lo relativo a las medidas cautelares que llegan por parte de la Comisión de Derechos Humanos de la Ciudad de México, pues no sólo es una serie de medidas de un catálogo, sino acciones para defender la libertad de expresión y los derechos humanos en la Ciudad de México, destacó.

Se trata, argumentó el coordinador general del C5, Juan Manuel García Ortegón, de crear una base de datos que permita de una manera más sistemática dar un seguimiento adecuado y fungir como fuente de insumos para identificar personas que pudieran estar en riesgo.

“No hay esfuerzo menor o que esté de más cuando se tiene que garantizar el respeto de las personas que han decidido defender los derechos de otras personas o han hecho de su difusión el ejercicio de libertad de expresión”, afirmó el subsecretario de Gobierno.

Explicó que, cuando han sido amenazados, el mecanismo entra en acción, y no podemos negar la realidad y es cuando de manera interinstitucional el mecanismo se activa y con el apoyo de la SSC y la Procuraduría capitalina se deciden las medidas de protección.

Dichas acciones se evalúan constantemente y la participación del C5 es fundamental, porque nos puede ayudar con la tecnología con que cuenta para tener seguimiento y mejor control de las medidas.

Comentó que dentro del clausulado del convenio se establece capacitación del personal del mecanismo que se encuentra en el consejo de evaluación o la junta y de forma recíproca del C5, a fin de garantizar la seguridad, tranquilidad y derecho de los beneficiarios. Las acciones implementadas no sólo tienen que ver con un tema de seguridad pública y procuradurías, sino con la manera en que llevan a cabo sus actividades cotidianas, porque muchos de ellos han sido desplazados con sus familias.

El gobierno debe generar buenas condiciones para que continúen con su actividad y la de sus familias, que han sido incorporadas a los programas sociales de la ciudad, pues “no hay herramientas que se puedan escatimar en cuanto la defensa de esta población”, afirmó.

Últimas noticias