Respuestas específicas para acabar con feminicidios, pide ONUDC

Compartir en Facebook Compartir en Whatsapp

Ciudad de México. Se necesitan respuestas específicas de la justicia penal para prevenir y poner fin a los feminicidios, de acuerdo con la Oficina de las Naciones Unidas contra la Droga y el Delito (ONUDC, por sus siglas en inglés).

Marisol Aguilar, especialista en violencia de género de esta instancia, señaló este jueves en la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM) que según un estudio sobre feminicidio realizado por la ONUDC, seis mujeres son asesinadas cada hora en el mundo por sus parejas o familiares.

En el foro “Reflexiones actuales sobre Feminicidio”, organizado por el Centro de Investigaciones Interdisciplinarias en Ciencias y Humanidades (CEIICH), señaló que la violencia contra las mujeres y las niñas es una pandemia global que en México ha tenido un alarmante aumento en los últimos años.

De acuerdo con la Convención sobre la eliminación de todas las formas de discriminación contra la mujer (CEDAW) de la ONU, la violencia en contra de las mujeres una forma de discriminación que inhibe gravemente la capacidad de gozar los derechos y libertades en pie de igualdad con el hombre.

Aguilar explicó que de acuerdo con un estudio realizado por la ONU sobre feminicidios, en 2018 alrededor de 87 mil mujeres fueron asesinadas en el mundo. El 58 por ciento de ellas fue víctima de feminicidio a manos de su pareja o de familiares. Esto equivale a que en el planeta cada hora seis mujeres son asesinadas por personas a las que conocen.

África y América son los continentes en los que las mujeres corren mayor riesgo de ser asesinadas por sus parejas o familiares. En continente africano la tasa de mujeres víctimas de feminicidio por personas a las que conocían fue de 3.1 por cada cien mil, y en el americano fue de 1.6 víctimas por cada 100 mil mujeres.

De los 46.5 millones de mujeres de 15 años y más que hay en México, 66.1 por ciento (30.7 millones) han enfrentado violencia de cualquier tipo y de cualquier agresor, agregó. “Estas violencias son la antesala de la forma más cruel de la violencia, el feminicidio”, dijo.

Explicó que México ocupa los primeros lugares de los rankings en el continente por el número de feminicidios que se comenten. En 2017 estuvo en el segundo lugar, en mediciones de la Comisión Económica para América Latina y el Caribe, pues se registraron 760 casos. Brasil estuvo en el primero con mil 1883 feminicidios contabilizados. En 2019 se han contabilizado más de mil 200 feminicidios en México, dijo.

Guadalupe Valencia García, del CEIICH, dijo que el feminicidio es un fenómeno horroroso que se ha instalado en las sociedades del mundo y en forma gravísima en México, y que provoca mucho coraje e impele a actuar. “Coraje quiere decir ánimo, valentía, valor, y también rabia. Hoy tenemos jóvenes, casi niñas, en las calles, con mucha rabia, con mucho coraje como valentía gritando ni una más”. 

Señaló que lamentablemente y dada la realidad mexicana, este foro no podía ser más oportuno. “Pero deseo que al pasar de los años podamos hacer otros foros en los que hablemos de cómo la cultura ha ido transformándose y de cómo el feminicidio se ha ido acotando y disminuyendo. Ojalá que esto suceda, pero para que ello suceda estamos usando, en su doble sentido, nuestro coraje colectivo”. 

Marcela Lagarde y de los Ríos, de la Red de Investigadoras por la Vida y la Libertad de las Mujeres, ofreció una conferencia magistral al término de la cual demandó al Estado el desarrollo y aplicación de políticas públicas con perspectiva de género sin dilación.

Últimas noticias