En riesgo, taller del Cimat y Cinvestav en funciones desde 1997

Compartir en Facebook Compartir en Whatsapp

Ciudad de México. Ante la falta de recursos y apoyos presupuestales, el “Taller Ciencia para Jóvenes”, iniciado desde 1997 por el Centro de Investigación en Matemáticas (Cimat), de Guanajuato, y el Centro de Investigaciones y de Estudios Avanzados (Cinvestav), unidad Irapuato, están en riesgo de cancelarse.

El Taller, dirigido a los alumnos de bachillerato de todo el país, que se sienten atraídos a las ciencias naturales y tienen intención de estudiar una carrera científica, ha reunido a más de tres mil de ellos en la temporada vacacional de verano, desde su creación hace 22 años, con extraordinarios resultados.

Gabriela Olmedo Alvarez, directora del Cinvestav Irapuato, señaló que varios de los jóvenes que han participado en el Taller, hoy se encuentran adscritos y laborando en diversos centros de investigación nacionales o estudiando en el extranjero, por lo que consideró –en entrevista- que sería una “gran pérdida” que este esfuerzo quedará cancelado ante la falta de apoyo gubernamental y de patrocinio de la iniciativa privada.

Por su parte, Gil Bor, investigador del Cimat desde 1994 y otro de los coordinadores, dijo que el “Taller de Ciencia para Jóvenes” es actualmente la actividad de divulgación científica de nivel académico más alto en el país.

Explicó que el taller consiste en una “densa semana de actividades” diseñadas con el fin de acercar alumnos de nivel bachillerato con interés en las ciencias naturales con el mundo de la ciencia, donde los estudiantes están permanentemente conviviendo con los investigadores responsables de los laboratorios.

Cada semana durante del periodo de vacaciones, en el Taller participan alrededor de 50 alumnas y alumnos; actualmente existen ocho ediciones en reconocidas instituciones de investigación del país, de manera alternada, entre ellas el Centro de Investigación Científica y de Educación Superior de Ensenada, Baja California (Cicece-UNAM); el Instituto Nacional de Astrofísica, Óptica y Electrónica (Inaoe), en Puebla; el Colegio de la Frontera Sur (Ecosur-Conacyt), en Campeche; Cimat-UNAM, en Yucatán, y Cinvestav-Irapuato.

Olmedo Alvarez explicó también que se hace una selección rigurosa de los talleristas, a quienes durante su estancia se les costea todos los gastos, como hospedaje, transportación y alimentos, pero que con la falta de apoyo gubernamental se ha complicado cada vez más la realización de dichos talleres, además de que se ha reducido el patrocinio de la iniciativa privada. “Este año tenemos serios problemas y vamos a recortar un grupo”, dijo la directora del Cinvestav Irapuato.

“El Taller intenta dar una ventanilla directa al mundo de la ciencia y los científicos, con el objetivo de ayudar a los alumnos a tomar la importante decisión que se enfrentan al terminar sus estudios de bachillerato. Los estudiantes que llegan al Taller lo hacen ya con un interés fuerte en actividad científica, que forma parte del proceso de selección. Y al terminar el Taller expresan, en su gran mayoría, que les sirvió para aumentar su interés en la ciencia y reforzar su confianza en sus planes al futuro”, dice Gil Bor, del Cimat y miembro del Sistema Nacional de Investigadores (SNI).

Últimas noticias