Yucatán, tercer estado en aprobar eliminación gradual de plásticos

Compartir en Facebook Compartir en Whatsapp

Mérida. Los 25 diputados de 62 Legislatura estatal aprobaron este miércoles, por unanimidad, modificar la Ley de Gestión Integral de Residuos en Yucatán para iniciar con la eliminación gradual de popotes y bolsas de plástico, así como materiales de unicel, por lo que sería la tercera entidad en la República en materializar estas medidas.

De esta forma se deberá eliminar, sustituir y prohibir los popotes y las bolsas de plástico, en un plazo de seis meses en los establecimientos comerciales que se encuentren cerca de cenotes, áreas naturales protegidas y reservas ecológicas; en 12 meses, en los supermercados, tiendas de autoservicio, farmacias, tiendas de conveniencia, mercados, restaurantes y similares; así como en un plazo de 18 meses, en los establecimientos dedicados a la venta al mayoreo y menudeo de los productos señalados.

En el caso de los contenedores de poliestireno, se aplicará la medida en un plazo de 12 meses en establecimientos comerciales que se encuentren cerca de cenotes, áreas naturales protegidas y reservas ecológicas; además, en un plazo de 24 meses, en los supermercados, tiendas de autoservicio, farmacias, tiendas de conveniencia, mercados, restaurantes y similares.

En sesión ordinaria de este miércoles, el presidente de la Comisión de Medio Ambiente, Harry Rodríguez Botello Fierro, del Partido Verde Ecologista de México (PVEM), advirtió que la iniciativa impulsada por el gobernador Mauricio Vila Dosal, contempla que los desechos de un solo uso son altamente contaminantes y están dañando las diferentes Áreas Naturales Protegidas del Estado, ya sean superficies de competencia federal, estatal o municipal afectando a más de ocho por ciento de la superficie total del estado.

La importancia de que Yucatán se una a los estados de Hidalgo y Baja California Sur, como los primeros del país en legislar para prohibir el uso de popotes, bolsas plásticas y contenedores de unicel, consiguiendo generar una prohibición gradual de estos materiales en cualquier unidad económica.

Silvia López Escoffié, de Movimiento Ciudadano, explicó que en Yucatán hace falta la cultura de separación de la basura y reciclaje para ir reutilizando, que genera un problema grave en los municipios, como son los basureros a cielo abierto y los rellenos sanitarios.

Se indicó que el dictamen también ordena a los 106 municipios que, en un plazo de seis meses, modifiquen sus reglamentos en materia ambiental para homologarlos con la nueva normatividad, para actuar contra la crisis climática que daña al planeta.

 

Últimas noticias