En Día Mundial de los Océanos, Sader destaca labor mexicana

Compartir en Facebook Compartir en Whatsapp

En el contexto del Día Mundial de los Océanos, la Secretaría de Agricultura y Desarrollo Rural (Sader), destacó que actualmente los principales problemas a los que se enfrentan los océanos son la pesca ilegal, la contaminación marina, la destrucción del hábitat y las especies exóticas, así como el cambio climático y la acidificación.

Este año la conmemoración se centra en la contaminación por plástico, que representa una grave amenaza porque degrada los océanos muy lentamente, sus efectos perduran en el tiempo, daña la salud de los animales y organismos acuáticos, que confunden las partículas de plástico con comida.

Los océanos cubren cerca de dos tercios de la superficie de la Tierra, son un verdadero pilar de la vida, constituyen una fuente de infinitos recursos: alimentos, energía, agua, hidrocarburos y recursos minerales. El mar, en interacción con la atmósfera, la litósfera y la biósfera, favorece unas condiciones que posibilitan las distintas formas de vida en el planeta.

En los océanos se practica una de las actividades más rentables para México: la pesca. El país goza de una posición geográfica privilegiada ya que está rodeado de más de 11 mil kilómetros de litorales que “nos obsequian una gran variedad de peces, crustáceos y moluscos”.

Las especies más representativas por la cantidad de ingresos que generan para México son: el atún, la mojarra y el camarón. El atún y el camarón se pescan en casi todos los estados que tienen litoral marítimo, y la mojarra prácticamente en todo el territorio nacional.

Los volúmenes de pesca son: de atún, casi 97 mil toneladas, camarón, 222 mil toneladas y de mojarra, más de 163 mil toneladas.

México al igual que otros países trabaja intensamente en la conservación de especies marinas con estatus de riesgo: lobo fino de Guadalupe (endémico), ballena azul, ballena jorobada, tortugas marinas y vaquita marina, especie endémica del Golfo de California, la cual está clasificada dentro de la categoría más crítica: en peligro de extinción.

“Sin negar la situación actual en la que se encuentran los océanos, y una invitación a unirse a los movimientos mundiales que promueven la gestión sostenible de los mares, celebremos la belleza, la riqueza y el potencial de los océanos”, sostuvo la Sader.

Últimas noticias