En México, el 85% rebasa consumo de azúcar recomendado por OMS

Compartir en Facebook Compartir en Whatsapp

Ciudad de México. Hasta el 85 por ciento de la población en México sobrepasa el consumo de azúcar recomendado por la Organización Mundial de la Salud (OMS), indica un estudio de la Oficina de Información Científica y Tecnológica para el Congreso de la Unión (INCyTU).

Además, señala que el impuesto que se agregó en 2014 a las bebidas azucaradas, tales como leche, refrescos, jugos o bebidas energéticas y otros, podría prevenir entre 86 mil y 134 mil casos de diabetes para 2030. Sin embargo, destaca que un aumento del 20 por ciento a este mismo impuesto prevendría entre 171 mil y 267 mil casos en el mismo tiempo.

En el marco del Día Mundial de la Salud, que se celebra este domingo, señala que el aumento del impuesto en las bebidas azucaradas ronda el 10 por ciento del precio total del producto y se espera que, en un plazo de 10 años, ayude a reducir la obesidad un 2.54 por ciento, lo cual es muy importante ya que la obesidad incrementa el riesgo de presentar diabetes, enfermedades cardiovasculares, hígado graso o algunos tipos de cáncer.

La recomendación de la OMS señala que no se debe consumir más del 10 por ciento de azúcares en la alimentación diaria. Por ejemplo, si un adulto requiere dos mil calorías totales en un día, lo recomendado sería que sólo consumiera 200 calorías. Incluso, recomienda una ingesta de azúcar menor al 5 por ciento en nuestra dieta diaria por los beneficios adicionales a la salud que podría traer, esto es, tan solo 5 cucharaditas diarias.

Advierte que en México, el etiquetado frontal de los alimentos procesados no sigue las recomendaciones de la OMS y es común encontrar productos que utilizan “leyendas engañosas” que no reflejan el contenido real de ingredientes. El valor de referencia de los azúcares totales sobre los que se calcula el porcentaje es de 360 calorías, mucho más de lo que recomienda la OMS.

En un comunicado, el INCyTU del Foro Consultivo Científico y Tecnológico indica también que los sustitutos de azúcar comúnmente mencionados en los anuncios publicitarios para combatir la obesidad no aparecen dentro de los lineamientos de la OMS para combatir la obesidad y el sobrepeso, ni tampoco figuran recomendaciones sobre el uso de estos edulcorantes.

 

Últimas noticias