Neumonía, una de las 20 causas de enfermedad en México

Compartir en Facebook Compartir en Whatsapp

La neumonía se encuentra dentro de las primeras 20 causas de enfermedad a nivel nacional y sólo en 2017 afectó alrededor de 130 mil mexicanos; de ellos, 56 por ciento fueron niños menores de cuatro años de edad y adultos de más de 65, señaló Marte Hernández Porras, infectólogo pediatra en el Instituto Nacional de Pediatría de la Secretaría de Salud (Ssa).

En conferencia de prensa, y en vísperas del Día Mundial contra la Neumonía, que se conmemora el próximo 12 de noviembre, el especialista agregó que la neumonía es una infección pulmonar bacteriana que se puede contraer en cualquier lugar y etapa de la vida, pero es más letal en adultos mayores de 65 años de edad, niños menores de 5 años y personas con factores de riesgo.

Además expuso que, en esta época del año, cuando se incrementan los brotes de influenza y baja la temperatura, es más factible que las bacterias sobrevivan por tiempos prolongados.

Comentó que, en el caso de los niños, influyen los espacios confinados como las escuelas, lo que facilita el contagio de los microrganismos a través de minúsculas gotas de saliva expulsadas por ellos al estornudar o toser.

Mientras que los adultos mayores también son vulnerables debido a una condición llamada “inmunosenescencia”, que es el efecto del envejecimiento sobre el sistema inmunológico. Esta situación provoca que la defensa natural del cuerpo se debilite y haga que el individuo sea más propenso a contraer infecciones neumocócicas.

Señaló que otros factores que podrían incrementar el riesgo de contraer neumonía están el estilo de vida; padecer ciertas afecciones de salud, entre ellas la enfermedad pulmonar obstructiva crónica (EPOC), asma, diabetes y enfermedades cardiovasculares; o bien, estar en lugares de alta concentración masiva donde existe la posibilidad de contraer infecciones respiratorias por bacterias, hongos y virus (neumonía adquirida en la comunidad).

Previo al Día Mundial contra la Neumonía, la Asociación Mexicana de Vacunología (AMV) y el Centro Nacional para la Salud de la Infancia y la Adolescencia (CeNSIA) unieron esfuerzos para difundir los beneficios que ofrece la vacunación en contra de la referida enfermedad.

Hernández Porras, infectólogo pediatra en el Instituto Nacional de Pediatría, explicó que esta campaña tiene por objeto prevenir complicaciones, muertes prematuras y gastos derivados del contagio por Streptococcus pneumoniae (neumococo), el cual hace que parte del pulmón se inflame y se llene con mucosidad, provocando que sea más difícil respirar.

El experto puntualizó que “con este tipo de acciones se busca reducir la neumonía en adultos, incluida la neumonía neumocócica, la cual puede ser grave y generar urgencias médicas y hospitalizaciones, así como ausentismo laboral y pérdida de la productividad. De ahí que la recomendación es que todos los adultos de 65 años o más, aprovechen estas iniciativas para informarse acerca del impacto de este padecimiento a largo plazo y, sobre todo, que se vacunen”.

Rodrigo Romero Feregrino, Secretario de la AMV, sostuvo que si bien la neumonía representa un alto riesgo para la salud, lamentablemente hay un desconocimiento generalizado sobre ella y sus consecuencias; por ejemplo, muchas personas confunden sus síntomas con un resfriado o con una gripe común, además de que existen mitos y falsas creencias sobre el esquema de inmunización completo que se debe seguir para estar realmente protegidos.

“Es peligroso que las personas crean toda información sin fundamento científico que circula en internet, sobre todo en redes sociales, pues esto ha provocado que duden en vacunarse ellos, sus hijos o sus familiares. Si cada vez más gente abandona este hábito, se replicará el caso de Europa, que en pleno siglo XXI sufre uno de los brotes más grandes de sarampión”.

Asimismo, indicó que los adultos mayores con neumonía pueden padecer consecuencias importantes como la insuficiencia respiratoria (con la necesidad de usar un respirador o ventilador) y la septicemia (inflamación incontrolada en el cuerpo que puede causar una falla general de los órganos).

En ese sentido, expuso que las vacunas, como la conjugada que protege contra algunos tipos de bacterias neumocócicas, son seguras, eficaces y deben ser administradas apropiadamente por un médico.

“Todas ellas son sometidas a pruebas rigurosas a lo largo de diferentes fases de ensayos clínicos y siguen siendo evaluadas una vez que salen al mercado. Sabemos, desde hace muchos años, que son la intervención sanitaria preventiva más costo-efectiva que existe. De hecho, la comunidad internacional ha refrendado varias veces su utilidad para prevenir y controlar muchas enfermedades infecciosas y padecimientos crónicos causados por agentes patógenos”.

Resaltó que la ampliación del acceso a la inmunización es fundamental para lograr los Objetivos de Desarrollo Sostenible, pues las vacunas no solo evitan sufrimientos y muertes prematuras, sino que también posibilitan la consecución de prioridades nacionales como la educación y el desarrollo económico.

César Misael Gómez Altamirano, coordinador nacional de Farmacovigilancia en Vacunas del CeNSIA indicó que “uno de los grandes retos que enfrentamos como país es la falta de información sobre el tema de la vacunación; por tal motivo, decidimos desarrollar VacunACCIÓN, una iniciativa que pretende hacer conciencia sobre las graves consecuencias de las enfermedades respiratorias en nuestro país.

Sus principales objetivos son ayudar a los tutores y médicos a acceder al esquema de vacunación del menor, vincular a los padres sobre la salud de sus hijos proporcionándoles información confiable, oportuna y actualizada y erradicar falsas creencias en torno a la vacunación en México, entre otras, con el fin de promover su aplicación tanto en niños como en adultos mayores”.

En la actualidad, se considera que la Cartilla Nacional de Vacunación de México es una de las más completas de América Latina; sin embargo, Gómez Altamirano expuso que aún falta incluir otros inmunógenos de importancia para tener un documento ideal, así como insistir a los pacientes sobre la imperiosa necesidad de aplicarlas en niños de cero a 5 años y adultos mayores de 65.

CeNSIA, junto con otras organizaciones, han desarrollado la Cartilla Electrónica de Vacunación para aumentar la cobertura, el acceso efectivo y la calidad de los servicios de salud, al tiempo de utilizar de forma más eficiente la infraestructura instalada y los recursos destinados para ello en el país.

Antonio Luévanos Velázquez, presidente de la Asociación Mexicana de Infectología Pediátrica (AMIP), dijo que “los miembros que conformamos la Asociación estamos totalmente convencidos de que la vacunación es el camino para reducir las infecciones respiratorias de los niños y adultos mexicanos. Consideramos que acciones como éstas, en donde se unen la industria farmacéutica, gobierno, comunidad médica y sociedad, son muy valiosas para seguir avanzando en la prevención de enfermedades tan delicadas como lo es la neumonía, que es responsable del 15 por ciento de todas las defunciones en menores de 5 años y que, de no detener su impacto, puede comprometer el futuro de las poblaciones”.

Últimas noticias