En el Día del Maíz, piden garantizar derecho universal a la alimentación

Compartir en Facebook Compartir en Whatsapp

Ciudad de México. En el contexto del Día Nacional del Maíz, que se conmemora el 29 de septiembre, la campaña Sin Maíz no hay País, impulsada por diversas organizaciones, instó a vigilar que el Poder Ejecutivo actúe a favor del derecho universal a la alimentación y que defienda el interés público en todos los ámbitos y niveles, “lo cual implica dejar inmediata y definitivamente de trabajar y litigar a favor de las corporaciones”.

En un pronunciamiento, reiteró su llamado a prohibir la siembra del maíz transgénico, los agrotóxicos, sacar al maíz y al frijol del Tratado de Libre Comercio de América del Norte y del Acuerdo Transpacífico (TPP11).

De igual manera, demandó destinar prioritariamente los subsidios gubernamentales a la agricultura campesina e indígena.

La campaña Sin Maíz no hay País pidió también que se elabore un nuevo marco legal de leyes, reglamentos y normas basado en la ética y la protección de los bienes comunes, de los derechos humanos individuales y colectivos a un ambiente y alimentación sana, a la biodiversidad, a la libre circulación de las semillas, a la información y a la autodeterminación de los pueblos.

Abrogar los decretos presidenciales para devolver la veda a acuíferos. Prohibir el frackin y otras concesiones contaminantes para impedir la privatización del agua y asegurarla para las comunidades y poblaciones así como para la producción de alimentos que aseguren el derecho a la alimentación.

De igual manera, integrar la alimentación campesina como principio básico de prevención y control de las enfermedades más costosas junto a un Programa Campesino de Atención a Diabetes y Obesidad.

La campaña señaló que ante el desastre que desde hace más de 30 años ocasionaron las políticas anti-campesinas, el mandato popular de las recientes elecciones obliga a la construcción de un nuevo modelo donde las personas y los sujetos colectivos, con todas sus demandas, estén representados en el Plan Nacional de Desarrollo.

Expuso que de recuperar maíz y frijol como base de una nueva canasta alimentaria conforme a derecho, sería posible construir un panorama de salud a favor de los mercados locales, la cultura, el paisaje y la identidad alimentaria.

Añadió que es urgente contar con una estructura sólida de vinculación intersecretarial con el objetivo de hacer funcionar un sistema alimentario para asegurar la reserva, distribución y abasto de maíz y productos de la milpa, cercano a los hogares donde pueda consumirse a diario y sea el punto de partida de una economía territorial creciente y sustentable.

Últimas noticias