Organizaciones civiles “reprueban” gestión de la Conagua

Ciudad de México. Organizaciones en defensa del agua, realizaron este día la tercera jornada de acción por el agua frente a las oficinas de la Comisión Nacional del Agua en el país. Esto fue “en contra de los abusos de esta dependencia y para reprobar su administración en el manejo de las aguas nacionales”, informaron.

Realizaron mitines en Guadalajara, Puebla, Xalapa, Ciudad de México, Baja California, San Cristóbal de las Casas, entre otras ciudades.“Estamos aquí, frente a la Conagua, para decir que esta dependencia está reprobada, que es urgente diseñar nuevas instituciones para la gobernanza del agua, en las que participe la ciudadanía, prevalezcan los derechos humanos y se dé prioridad al bien público por encima de los intereses privados, a diferencia de lo que ha sido la gestión de esta dependencia hasta ahora”, afirmaron.

Desde 1989 la responsabilidad por el buen manejo de las aguas nacionales ha estado en manos de la Conagua, y la Auditoría Superior de la Federación, así como diversos investigadores y miembros de la sociedad civil, han señalado en diversas ocasiones fallas como eliminar en la Ley de Aguas Nacionales los derechos al agua de los pueblos indígenas, e intentó convertir los derechos de los núcleos agrarios con concesiones “caducables”, además de que convirtió al líquido en objeto de compra-venta y puso las obras hidráulicas en manos privadas.

También, señalaron, utilizó las vedas como pretexto para no autorizar agua para pueblos y comunidades, mientras que las violó libremente para entregar enormes concesiones a “los intereses” y para ofertar pozos a través del Banco del Agua en internet.

Concesionó 5.6 trillones de litros anuales de aguas subterráneas, cantidad superior a la probable recarga, de tal forma que 60 millones de mexicanos dependemos de agua no renovable de 104 acuíferos sobreexplotados y otorgó 17 trillones de litros anuales de aguas superficiales adicionales a la disponibilidad que la propia Conagua ha determinado para 106 cuencas.

Tiene tan sólo 45 inspectores para cubrir más de 500 mil concesiones y descargas en todo el país, con lo que 40 por ciento de las cuencas del país están contaminadas. Recortó el presupuesto federal para obras locales de agua y saneamiento en 77 por ciento (de 14.4 a 3.4 mil millones de pesos).

Ha gastado 50 mil millones de pesos en el Túnel Emisor Oriente, asignado sin licitación al Grupo Carso por un costo original de 9.5 mil millones. Con menos de esa cantidad se podrían haber profundizado los lagos del sur de la Cuenca de México para almacenar y potabilizar sus lluvias, única fuente sustentable de agua a futuro.

Detallaron que la Conagua concesionó las zonas federales, que debe proteger, a empresas petroleras (para gasoductos) e inmobiliarias, y emitió lineamientos para autorizar el uso de aguas nacionales para la fractura hidráulica, a pesar de que esto pone en riesgo de contaminación y de pérdida de su funcionalidad natural del agua subterránea de nuestro territorio.

Saboteó la obligación del Congreso de la Unión de reemplazar la actual ley de aguas con una Ley General de Aguas basada en los derechos humanos, la sustentabilidad, la equidad y la participación, obligación emanada del artículo cuarto constitucional.

Entre las organizaciones participantes están el Instituto Mexicano para el Desarrollo Comunitario (IMDEC), la Central Campesina Cardenista (CCC), la Coordinadora de Organizaciones Campesinas e Indígenas de la Huasteca Potosina (COCIHP), LAVIDA, Agua para todos Veracruz, Mexicali Resiste, la Asamblea Social del Agua, Agua para todos Ciudad de México y Agua para todos Puebla.

Últimas noticias