Cientos de miles clamaron justicia ante agresiones

Compartir en Facebook Compartir en Whatsapp

Jueves 26 de noviembre de 2020. Miles de mujeres marcharon ayer en el centro de la capital del país para exigir fin a la violencia de género y la impunidad en que quedan dichas agresiones, durante una movilización que no escapó a la presencia de grupos de manifestantes que externaron su descontento rompiendo vidrios de negocios y mobiliario urbano.

En el contexto del Día Internacional de la Eliminación de la Violencia contra la Mujer, la caminata partió alrededor de las 16 horas del Monumento a la Revolución, encabezada por madres de víctimas de feminicidio y de mujeres desaparecidas.

Entre consignas como ¡Ni una más, ni una asesinada más! ¡Porque vivas se las llevaron, vivas las queremos! y ¡Alerta que camina, la lucha feminista por América Latina!, las participantes avanzaron sobre avenida de la República y Juárez, rumbo al Zócalo capitalino.

Ciudad de México, 25 de noviembre de 2020. Madres de víctimas de feminicidio y de mujeres desaparecidas encabezaron la marcha en el Día Internacional de la Eliminación de la Violencia contra la Mujer, para exigir que cese la violencia de género y la impunidad en la que quedan dichas agresiones. Al grito de “justicia” se movilizaron del Monumento a la Revolución hacia el Zócalo.

 

Detrás de los familiares de víctimas iban contingentes de estudiantes, trabajadoras y sindicalistas, en su mayoría vestidas de negro. Muchas de las participantes llevaban cargando una enorme cruz rosa de cartón, en la cual escribieron los nombres de mujeres asesinadas y desaparecidas, así como una manta con la leyenda México feminicida.

Pese al llamado de las organizaciones feministas a los grupos de encapuchadas de que se mantuvieran atrás de la vanguardia de la marcha, dichos núcleos se adelantaron e hicieron pintas en las vallas metálicas que rodeaban algunos inmuebles y comercios.

Asimismo, rompieron los escaparates de algunas tiendas, además de semáforos peatonales y los cristales de una tienda de conveniencia, al tiempo que pintaban con aerosol signos anarquistas y consignas como eres popo, policía violador y la policía no me cuida, me cuidan mis amigas.

Cerca de las 17 horas, las organizaciones convocantes de la marcha arribaron a la Plaza de la Constitución, donde realizaron un mitin frente a Palacio Nacional. Denunciamos que estamos viviendo un incremento en todos los tipos de violencia machista y del feminicidio. Exigimos que cese la impunidad, enfatizaron.

Mientras diversas oradoras leían sus pronunciamientos, varios grupos de mujeres con el rostro cubierto se reunieron frente a la Catedral, retiraron las vallas metálicas que resguardaban el recinto, grafitearon el muro que delimita el edificio, lanzaron cohetones e incluso algunas de las manifestantes saltaron las rejas e ingresaron al atrio, pero de inmediato se salieron ante la llegada de la policía.

Al no poder ingresar a la Catedral, se dirigieron a Palacio Nacional, donde al retirar el primer tramo de vallas encararon a las policías que se encontraban resguardando el perímetro del edificio, lo cual dio lugar a algunos jaloneos, golpes y empujones con las uniformadas, sin que pasara a mayores.

Durante varios minutos, ocurrieron escarceos de forma dispersa en toda la plancha del Zócalo, en los cuales las manifestantes lanzaron objetos a las uniformadas y exigieron a los medios de comunicación que no grabaran los hechos.

Casi al término de la movilización, algunas de las inconformes lograron entrar al campamento del Frente Nacional Anti-AMLO, de donde sacaron algunas mantas y casas de campaña, a las cuales les prendieron fuego unos minutos después.

Últimas noticias