Anuncia AMLO comisión para manejo de hidroeléctricas en Tabasco

Compartir en Facebook Compartir en Whatsapp

Villahermosa, Tabasco. Tras regresar a Villahermosa, Tabasco, para continuar con la supervisión de los trabajos de apoyo para los damnificados por inundaciones, el presidente Andrés Manuel López Obrador alertó que la preocupación mayor es que se pronostica una tormenta por la formación de un nuevo huracán, luego que el gobernador Adán Augusto López informó que hay 18 puntos críticos en la entidad, y Laura Velázquez, de Protección Civil, de ocho fallecidos en el estado, 20 en Chiapas, y más de 300 mil afectados, incluso en Veracruz.

Ante el pronóstico del nuevo fenómeno meteorológico toco madera, pero al tener bajo el nivel en Malpaso y Peñitas podemos ­resistir sin tener que soltar más agua y afectar, subrayó el Presidente al insistir en un manejo adecuado de las presas en la entidad. Tras un recorrido por Macuspana y su natal Tepetitán –donde aseguró a sus paisanos que no están solos y no les faltarán apoyos–, aseguró que a excepción del Usumacinta, está bajando el nivel en el resto de los ríos.

En el centro de acopio –adonde llega toda la ayuda nacional e internacional–, instalado en el Parque Tabasco, en Villahermosa, anunció que se integrará la Comisión del Río Grijalva para el manejo de las hidroeléctricas Angostura, Chicoasén, Malpaso y Peñitas; y recalcó que en los meses de lluvia –de agosto a noviembre– los embalses estarán prácticamente sin agua para que, aunque llueva muchísimo como ahora, no tengamos problemas en la planicie de Tabasco.

Significará parar por algún tiempo o en ciertos periodos la turbinación en las presas; a lo mejor vamos a producir menos energía eléctrica, pero se va a priorizar la protección civil y la vida de las personas. Se complementará, agregó, con dragado de ríos y la construcción de bordos.

El presidente reiteró que se tienen disponibles los recursos –sin mencionar cifra– para financiar el programa integral en beneficio de todos los afectados, mismo que se definirá el martes en Palacio Nacional en reunión del gabinete con los gobernadores de Chiapas y Tabasco. Garantizó que la Secretaría de la Defensa Nacional (Sedena) rendirá un informe de todos los donativos que se reciben –incluidos de gobiernos extranjeros como Alemania y Rusia–.

Tenemos, precisó, finanzas públicas sanas y lo que se necesite será bien administrado para que no ocurra como antes que se fue creando un grupo de proveedores favoritos que pululaban alrededor de las llamadas declaratorias de emergencia del famosísimo Fonden, que era un fondo, pero de corrupción.

Entre las acciones en beneficio de la población para evitar las inundaciones, prevenirlas, mencionó un programa de desarrollo urbano, en particular para vivienda; ampliar las pensiones para menores con discapacidad y a adultos en esa condición; incrementar las becas para estudiantes en zonas afectadas; obras de infraestructura y subrayó la compra de las dragas necesarias para desazolvar ríos.

Tras sobrevolar zonas afectadas, acompañado por los titulares de la Defensa, general Luis Cresencio Sandoval; de Marina, Almirante Rafael Ojeda, y de Protección Civil, Laura Velázquez, destacó que el desfogue de Peñitas pasó de 2 mil 100 metros cúbicos por segundo, hace ocho días, a mil 100, para no afectar tanto la planicie del estado, sobre todo los municipios de Jalpa, Nacajuca y Centla.

López Obrador rechazó para tomarse la foto ir a una colonia y ponerse una botas que sé no me van a cubrir y me voy a mojar para ir a entregar una despensa, tras explicar que siempre ha ayudado y se ha enfrentado a inundaciones. Yo soy liberal y la Biblia dice que lo que da la izquierda no lo tiene que saber la derecha.

Estamos actuando con responsabilidad, no hay corrupción. Esa es una diferencia sustancial [en relación con otros sexenios], manifestó.

Últimas noticias