México, entre países más peligroso para ejercer el periodismo: CNDH

Compartir en Facebook Compartir en Whatsapp

Ciudad de México. México es uno de los países más peligros de América Latina para el ejercicio del periodismo. De acuerdo con datos de la Comisión Nacional de los Derechos Humanos (CNDH), de 2000 a la fecha se han registrado 165 homicidios de comunicadores en el país, de los cuales 12 han ocurrido en 2020.

Además, de 2005 a la fecha, se han registrado 21 casos de reporteros desaparecidos y de 2006 a la actualidad se han contabilizado 54 atentados a instalaciones de medios de comunicación, la mayoría de las veces son ataques en respuesta a su labor.

Frente a ello, ese organismo nacional y expertos de la Organización de las Naciones Unidas (ONU) llamaron a las autoridades correspondientes a investigar de manera diligente y exhaustiva los crímenes contra periodistas y sancionar a los responsables, pues la falta procesamiento de estos crímenes “alimenta un ciclo recurrente de violencia”.

En ocasión del Día Internacional para poner fin a la impunidad de los crímenes contra periodistas, que se conmemora este 2 de noviembre, las relatoras especiales de la ONU sobre ejecuciones extrajudiciales, sumarias o arbitrarias, Agnès Callamard; y sobre la promoción y protección del derecho a la libertad de opinión y de expresión, Irene Khan, señalaron que los ataques contra periodistas tienen un solo objetivo: silenciarlos.

Son acosados, amenazados, secuestrados, torturados, encarcelados y procesados judicialmente por exponer la corrupción y el crimen organizado, por informar sobre protestas y por hablar con la verdad respecto al poder. Muchos son desaparecidos o asesinados. Y los perpetradores de estos crímenes rara vez rinden cuentas, censuraron.

“Cuando los gobiernos no llevan ante la justicia a los responsables de dichos ataques, están efectivamente ejerciendo una forma de censura, imponiendo un bozal a quienes se atreven a reportar y silenciando a otros a través del miedo”, señalaron las expertas en un pronunciamiento conjunto.

Enfatizaron que existe un patrón global de impunidad y encubrimiento. “La falta de investigación o procesamiento de los crímenes contra periodistas alimenta un ciclo recurrente de violencia, viola el derecho a la vida y la seguridad física, la libertad de opinión y de expresión y socava la independencia de los medios como un pilar esencial de toda sociedad democrática”.

Consideraron que cuando los esfuerzos nacionales para atender la impunidad en los crímenes contra reporteros están ausentes o son inadecuados, se debe adoptar un enfoque internacional.

“Hacemos un llamado para que se establezca un mecanismo permanente de investigación por parte de las Naciones Unidas. Con la ayuda de expertos internacionales, incluyendo de los Procedimientos Especiales y de los Órganos de Tratado. Este mecanismo debería estar mandatado para asistir en las investigaciones iniciadas por los Estados; buscar información e investigar los crímenes contra periodistas; identificar caminos para la justicia en los niveles nacional, regional e internacional; facilitar procedimientos judiciales independientes; e identificar y apoyar medidas, incluyendo políticas y diplomáticas, para poner fin a la impunidad, prevenir la violencia contra periodistas y promover medidas para incrementar su seguridad”, subrayaron las relatoras.

Agregaron que gobiernos deben considerar además imponer sanciones individualizadas contra quienes resulten responsables por ordenar actos de violencia contra comunicadores, por amenazarlos con violencia o por prevenir una investigación efectiva de los asesinatos.

“Las medidas preventivas, incluyendo mecanismos de alerta temprana y respuesta rápida ante las amenazas contra periodistas, deberían ser fortalecidas. Los Procedimientos Especiales, con su experiencia, independencia y redes de trabajo con diversas contrapartes, están bien posicionados para contribuir con estas medidas y deberían contar con los recursos adecuados para hacerlo”, indicaron.

Por su parte, la CNDH aseveró que el secuestro, la desaparición y el homicidio, son atentados a la libertad de expresión que se perpetran de manera cotidiana y alarmante en contra de los periodistas.

El organismo nacional llamó a las autoridades investigadoras y procuradoras de justicia nacionales para que, en ejercicio de sus facultades, realicen investigaciones diligentes, acuciosas y exhaustivas, para esclarecer los crímenes en contra de periodistas y comunicadores y se condene a los autores materiales e intelectuales de los crímenes.

“Ante la persistencia de agresiones en contra de este gremio, la CNDH exige a las autoridades de los tres órdenes de gobierno a tomar, de manera urgente, las medidas necesarias para asegurar el respeto a la libertad de expresión, de prensa y de acceso a la información y que brinden las condiciones óptimas para que el trabajo informativo de periodistas y comunicadores no sea obstaculizado”, señaló en un comunicado.

Recordó a las autoridades que la Comisión Interamericana de Derechos Humanos destacó que la debida diligencia exige que las investigaciones penales impulsadas por el Estado tomen en cuenta la complejidad de los hechos, el contexto en que ocurrieron y los patrones que explican su comisión, asegurando que no haya omisiones en la recopilación de pruebas y en el seguimiento de líneas lógicas de investigación.

“Una sociedad informada conoce sus derechos y, en consecuencia, participa activamente en la toma de decisiones y en la rendición de cuentas del ejercicio de la función pública, por ello, es vital la protección de la labor informativa, pues es la defensa del derecho a informar del periodista y ser informado del ciudadano”, remarcó la CNDH.

En tanto, Jérémy Renaux, subdirector de la organización civil Idheas Litigio Estratégico en Derechos Humanos, señaló que en lo que va del gobierno de Andrés Manuel López Obrador han sido asesinados en el país 17 periodistas, y todos esos casos se encuentran en la impunidad.

A su vez, la embajada de Estados Unidos en México, a través de su cuenta oficial de Twitter, llamó a que no haya un comunicador asesinado más.

“Los periodistas y la #LibertadDePrensa son el cimiento de cada sociedad democrática. Perder la vida de un periodista es perder libertad. Apoyamos los esfuerzos de México por terminar con la impunidad de los que atacan, asesinan o silencian periodistas. #NiUnoMás”, tuiteó la legación diplomática en el marco de esta conmemoración mundial.

Últimas noticias