Minúsculo discurso de AMLO en visita a Tamaulipas

Compartir en Facebook Compartir en Whatsapp

Nuevo Laredo, Tamps., Fue un discurso presidencial efímero, inusualmente breve a pesar del alboroto tanto de cientos de simpatizantes obradoristas como de partidarios del gobernador Francisco Javier García Cabeza de Vaca que rodearon el deportivo y parque de beisbol que se iba a inaugurar.

Voy a ser breve, había adelantado el presidente Andrés Manuel López Obrador, y esta vez lo cumplió, con el argumento inicial de tenemos que cuidar lo de la pandemia, aunque de inmediato lo puso en claro: es público y notorio, son de dominio público las diferencias con el gobierno del estado, aunque ahí también comprometió: vamos a seguir apoyando a Tamaulipas y trabajar con su gobierno.

La gritería que se escuchaba a la distancia entre los asistentes, que por decenas se acercaron al evento lo más que pudieron, no modificó la decisión presidencial sobre la brevedad de su intervención: apenas 3 minutos con 40 segundos, que incluyó su rúbrica: Viva Tamaulipas, viva México, y que sorprendió al gobernador García Cabeza de Vaca, visiblemente desairado porque sus reclamos de momentos antes ante el mandatario quedaron sin respuesta.

Pero en esos breves minutos, López Obrador alcanzó a mencionar la canalización de 400 millones de pesos del gobierno federal al mejoramiento urbano de las ciudades fronterizas tamaulipecas. Lo hizo antes de deslizar las razones de su lacónico discurso: independientemente de estas diferencias, vamos a poner por delante el interés general. Vamos a seguir apoyando al pueblo de Tamaulipas y a mantener buenas relaciones en las tareas públicas de los gobiernos estatal y municipales. Les dejo un saludo cariñoso. Siempre vamos a tener en cuenta al pueblo. No dijo más y se dio paso al Himno Nacional, que subrayó el carácter protocolario del encuentro público.

A la distancia continuaban los gritos de los simpatizantes obradoristas y las expresiones de los partidarios de García Cabeza de Vaca, trasladados todos en autobuses. Y se blandían las pancartas que inevitablemente remarcaban la violencia recurrente de la entidad: La fiscalía federal no ha hecho nada para llevar a la cárcel a los que asesinaron a mi hijoMilitares asesinosNo a la impunidad...

Pese a sus esfuerzos por aparecer políticamente correcto y hacer malabarismos discursivos, el mandatario tamaulipeco –incluido entre el grupo que rompió con la Conferencia Nacional de Gobernadores– no obtuvo respuesta de dar al estado un mejor trato presupuestal, así como atender el sentido e ingente reclamo para que la Comisión Nacional del Agua (Conagua), una vez resuelto el compromiso del tratado de aguas con Estados Unidos, distribuya de forma más justa el líquido del caudal del río Bravo entre los estados fronterizos.

Aseguró estar de acuerdo con la política que pretende asignar más a las entidades con mayores rezagos y necesidades, pero apeló a una distribución equitativa para generar mayor captación fiscal.

Según las cifras del gobernador, Tamaulipas es la segunda entidad que más aporta a la Federación, 275 mil millones de pesos, sólo por debajo de la Ciudad de México. Y recordó al Presidente que la capital del país, cuando López Obrador fue jefe de Gobierno, inició una controversia constitucional contra la administración federal porque no le estaban dando lo que le correspondía, equiparándolo con su petición actual.

Siguió con la demanda para que una vez finiquitado el compromiso internacional para cumplir con Estados Unidos, intervenga la Conagua en la distribución del líquido del caudal del río Bravo para que no derive el conflicto entre los estados. El manejo del agua es una facultad de la Federación.

Últimas noticias