Confinamiento reduce robo, pero exhibe violencia doméstica: INEGI

Compartir en Facebook Compartir en Whatsapp

Ciudad de México. El confinamiento derivado de la contingencia sanitaria por Covid-19 redujo la incidencia de robos en el país, pero simultáneamente exhibió los casos de violencia en el hogar, exhibió el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi).

Durante el primer semestre de 2020, 21.8 por ciento de los hogares –prácticamente uno de cada cinco- contó con al menos una víctima de robo o extorsión. Dicho estimado se contó por debajo del 35.3 por ciento de la segunda mitad de 2019. Iztacalco, Cuautitlán Izcalli, Iztapalapa, Aguascalientes y Magdalena Contreras fueron las demarcaciones más afectadas.

Mientras se redujo la incidencia en las calles, se estima que entre enero y septiembre, 9 por ciento de los hogares experimentó alguna situación de violencia. Por personas, el 9.2 por ciento de las mujeres dijo haber recibido una agresión, mientras 6.1 por ciento reportaron agresión a la par.

Entre la población de más de 18 años que vivió algún tipo de violencia, el principal agresor fueron las personas sin parentesco especificado con un 43.9 por ciento, seguido de la pareja con un 22.9 por ciento, reportó la Encuesta Nacional de Seguridad Pública Urbana (ENSU), que realiza Inegi.

El organismo también reportó que en septiembre pasado 67.8 por ciento de los habitantes del país dijo sentirse inseguro en sus localidades. Por género, 72.7 por ciento de las mujeres consultadas reportó sentirse insegura frente al 62 por ciento de los hombres.

Si bien la proporción de personas que se sienten inseguras en la calle son menores al 73.4 por ciento reportado en marzo pasado, ha aumentado la proporción de quienes prevén que la seguridad pública en el país seguirá igual que hasta ahora e incluso empeorará. En septiembre pasado eran el 66.6 por ciento de la población, lejos del 48.4 por ciento registrado en diciembre de 2018.

En el Estado de México se concentran tres de las demarcaciones que se perciben más inseguras por sus propios habitantes: Ecatepec, Toluca y Naucalpan. A ellas les acompañan Fresnillo, Zacatecas; Coatzacoalcos, Veracruz y Villahermosa, Tabasco. Por el contrario, los municipios que se perciben como más seguros son San Pedro Garza García, La Paz, Mérida, Los Cabos, Cuajimalpa y Saltillo.


La mitad del contacto con policías termina en corrupción

En septiembre pasado, 13 por ciento de la población de 18 años y más tuvo contacto con algún cuerpo de seguridad pública y de ellos prácticamente la mitad, el 45.6 por ciento, declaró haber sufrido un acto de corrupción por parte las autoridades.

Por incidencia de corrupción por parte de las policías, se encuentra en primer lugar Cuautitlán Izcalli, donde 82.6 por ciento de las personas que tuvieron contacto con una autoridad de seguridad pública fueron extorsionadas; en Tlalnepantla el 74.6 por ciento; en Cuernavaca 71.4 por ciento; en Cuajimalpa 66.2 por ciento y en los Mochis 64.7 por ciento

Le siguen Iztapala (63.7), en Acapulco (63.2), en Azcapotzalco (62.9), en los cabos (62), Gustavo a Madero (61.7), en Durango (60.8), San Luis Potosí (60.7), Naucalpan (60.5), Tijuana (59.4) y Tlaxcala 59.3 por ciento.

Sobre la percepción de qué tan eficaces son las autoridades, la Marina se considera como la que tiene mejor percepción con 85.9 por ciento de los encuestados que la califica como muy o algo efectiva. Le siguen el Ejército con 83.6 por ciento; la Guardia Nacional con 73.1 por ciento; la Policía Federal con 63.4 por ciento; la Policía Estatal 52.1 por ciento y la Policía preventiva municipal es la peor evaluada con 43.7 por ciento que la reportan como efectiva.

Últimas noticias