Victoria preliminar de Biden en los actos televisados del jueves

Compartir en Facebook Compartir en Whatsapp

Los Ángeles. Datos preliminares mostraron que el ex vicepresidente de Estados Unidos Joe Biden ganó una batalla por la audiencia televisiva contra el presidente Donald Trump en sus actos de campaña televisados simultáneamente el jueves, informó ayer el semanario Variety, aunque el resultado podría variar cuando se contabilicen los números finales.

Biden atrajo a más de 12 millones de espectadores en ABC, propiedad de Walt Disney Co, mientras a Trump lo siguieron 10.4 millones en NBC, de Comcast Corp, indicó la publicación.

Las cifras actualizadas, difundidas la tarde de ayer, incluyen a la audiencia de las redes del conglomerado de medios de comunicación Comcast, que transmitieron simultáneamente el evento del magnate.

Trump y Biden se enfrentaron la noche del jueves en asambleas separadas y televisadas, en las que pusieron de manifiesto diferencias notables en su temperamento, sus posiciones sobre la justicia racial y su manera de enfocar la pandemia de coronavirus en Estados Unidos. Los rivales por la presidencia respondieron a una serie de preguntas: el republicano a NBC, desde Miami, y el demócrata, a ABC, desde Filadelfia.

Trump canceló sus planes de acudir al debate presidencial con Biden programado originalmente para el jueves en Miami, después de que los organizadores del acto informaron que se realizaría vía remota luego de que el mandatario contrajo Covid-19, a principios de este mes.

El magnate se mostró a la defensiva en cuanto a su manejo de la pandemia, que ha causado más de 217 mil muertes en Estados Unidos, y evasivo cuando se le preguntó si se aplicó la prueba requerida antes del primer debate con su rival. Biden denunció que la presidencia de Trump cerró una oficina de respuesta a pandemias creada por Barack Obama, del que él fue vicepresidente. Agregó que aclarará su posición sobre la ampliación de la Corte Suprema si la juez conservadora Amy Coney Barrett, nominada por Trump, es confirmada antes de la elección presidencial.

Trump hizo ayer campaña en Florida y después se moverá a Georgia. Ambos estados los ganó hace cuatro años, pero ahora podría imponerse su rival demócrata, cuando faltan sólo 18 días para los comicios presidenciales. Vamos a presenciar una ola roja (el color de los republicanos) de un tamaño sin precedentes, declaró en un mitin en Ocala. Florida es un estado que debe ganar si quiere reunir los votos necesarios en el Colegio Electoral para obtener un segundo mandato.

En Fort Myers, Trump cortejó a las personas de la tercera edad, grupo que le dio mayoritariamente su apoyo en 2016, pero que ahora se inclina a favor de Biden, según los sondeos, en parte debido a la errática gestión del magnate para la crisis sanitaria.

Por su parte, Biden pasó el día en Michigan, un estado del norte que el republicano ganó por poco en 2016, pero donde las últimas encuestas muestran rezagado al magnate.

Más de 22 millones de estadunidenses han emitido su voto, una avalancha récord de sufragios adelantados impulsada por el entusiasmo de los demócratas y por una pandemia que ha transformado la manera como se vota en Estados Unidos.

Las 22.2 millones de papeletas entregadas hasta anoche representan 16 por ciento de todos los votos de las presidenciales de 2016, a pesar de que ocho estados todavía no reportan sus totales y los electores aún tienen poco más de dos semanas para participar. Los expertos prevén que en estos comicios podría emitirse un récord de 150 millones de votos y que la participación podría ser más elevada que en cualquier otra elección presidencial desde 1908. Los votos serán contados hasta el día de las elecciones.

Por otra parte, el diario The New York Times aseguró en un editorial ayer que la eventual relección de Trump es la mayor amenaza para la democracia de Estados Unidos desde la Segunda Guerra Mundial.

El ruin mandato de Trump ya ha dañado gravemente a Estados Unidos en su interior y en todo el mundo, escribió el medio en su texto titulado Pongamos fin a nuestra crisis nacional. Acusó a Trump de abusar de su poder, de deslegitimar a sus oponentes políticos y de poner sus propios intereses por encima de los de la nación.Es un hombre indigno del cargo que ocupa, agregó el consejo editorial

Últimas noticias