Ex visitador de CNDH trabajó en nueva recomendación para Caso Iguala

Compartir en Facebook Compartir en Whatsapp

 

Ciudad de México. Antes de dejar la Primera Visitaduría de la Comisión Nacional de los Derechos Humanos (CNDH), José Martínez Cruz avanzó en la elaboración de un documento que podría dar pie a una nueva Recomendación sobre el caso Ayotzinapa, pues la que se dio a conocer en 2018 “no consignó diversos elementos importantes”, entre ellos la posible participación del Ejército en la desaparición de los 43 normalistas.

De acuerdo con el ex servidor público, “no se trata de borrar todo” el trabajo que hizo la extinta Oficina Especial para el Caso Iguala, pero sí de revisar aspectos que estaban orientados a “justificar la ‘verdad histórica’” e incluso a “criminalizar” a las escuelas normales rurales.

En entrevista con La Jornada, Martínez explicó que, previo a su salida de la CNDH, la Visitaduría a su cargo elaboró un resumen de 264 cuartillas de la Recomendación 15VG/2018, emitida durante el periodo de Luis Raúl González Pérez, que “apunta a lo que puede ser una nueva Recomendación, inclusive sobre la responsabilidad del Estado, el papel del Ejército y el paradero de los 43 desaparecidos”.

Tras revisar una parte del millón 200 mil fojas que integran la mencionada Recomendación, el ex primer visitador y sus colaboradores “pudimos extraer información muy valiosa. Hay informes que ameritan que investigadores, historiadores, un cuerpo colegiado de gente comprometida, haga una revisión de todo lo que está ahí, para que todas las líneas de investigación que se dijeron y acordaron con los padres de los 43 sean llevadas a cabo a fondo”.

El activista resaltó que en el documento dado a conocer hace dos años “hay elementos que se investigaron y que no fueron consignados. [...] No se trata de borrar todo lo que se hizo, pero hay aspectos que, debido a la orientación de justificar la ‘verdad histórica’ del gobierno anterior, se dejaron de lado; fue una Recomendación que no respondió a las expectativas de lograr verdad y esclarecimiento de los hechos”.

-- ¿La Recomendación anterior estuvo incompleta?

-- Sí, ese es el balance general, que estuvo incompleta y que algunos puntos recomendatorios no tenían razón de ser. Algunos obviamente se tienen que cumplir, pero otros en realidad buscaban un poco justificar al gobierno anterior en muchos sentidos, cuando el aspecto principal es que hubo un crimen de Estado, no solamente de la policía de Huitzuco o de Iguala, o de algún presidente municipal.

Martínez indicó que la Recomendación “incluso criminalizó a las normales y a los normalistas, lo cual evidentemente es un desatino, porque su objetivo no es utilizar los mismos criterios del Ministerio Público, sino documentar las violaciones a los derechos humanos” que sufrieron los estudiantes, como desaparición forzada y ejecución extrajudicial.

De igual forma, destacó que uno de los puntos que no se abordaron en el citado documento de la CNDH es “el papel del Ejército: cómo se le utilizó para labores de contrainsurgencia, de terrorismo de Estado, de violación sistemática de los derechos humanos, con estrategias de eliminación de los que se consideraron oponentes al Estado. Es un punto nodal en la historia de nuestro país”.

De la CNDH “me fui sin rencores”

Consultado sobre los términos en los que quedó con Rosario Piedra, luego de que ésta anunciara en un video a inicios de este mes que le había pedido su renuncia a él y al sexto visitador, Edgard Sánchez, porque ambos “traicionaron a las víctimas” y al encargo que les asignó, Martínez Cruz se dijo tranquilo con la labor que desempeñó durante 8 meses.

“Estoy profundamente agradecido por la posibilidad que me dio Rosario Piedra de participar al frente de la Primera Visitaduría y no tengo ninguna palabra en contra de ella. Que asuma su responsabilidad en cuanto a sus opiniones y comentarios, que no tienen fundamento desde mi punto de vista, pero ella tendrá que asumirlo en su momento”, atajó.

Luego de destacar que su relación con la ombudsperson se dio por la amistad de varias décadas que tiene con la madre de la funcionaria, la luchadora social Rosario Ibarra de Piedra, Martínez recalcó que su salida de la CNDH ocurrió “sin rencores, (me fui) como una persona que considera haber cumplido lealmente su desempeño y que cada quien asuma su responsabilidad en ese sentido. Me voy satisfecho y además muy convencido de que la historia pone a cada quien en su lugar.

-- Piedra lo calificó incluso de traidor. Fueron palabras muy duras...

-- Que las asuma. Yo por mi parte, sin rencores, y con el ejemplo de Rosario, su mamá. Yo me quedo tranquilo. Si eso no lo asume, será su responsabilidad.

Últimas noticias