La termoeléctrica de Huexca operará a fin de año: López Obrador

Compartir en Facebook Compartir en Whatsapp

Viernes 11 de septiembre de 2020. Al subrayar que su gobierno no dejará un tiradero de obras inconclusas, como ocurrió en administraciones pasadas, el presidente Andrés Manuel López Obrador anunció el inicio de operaciones de la termoeléctrica de Morelos, en la comunidad de Huexca, hacia finales del año en curso.

Aseguró que ya se resolvieron todos los amparos promovidos en contra de la obra, y la operación de la planta significa una muy buena noticia para iluminar todo Morelos y beneficiar a la gente con este proyecto que representa una inversión de alrededor de 20 mil millones de pesos.

La construcción había quedado suspendida debido a la presentación de amparos por parte de ejidatarios y pobladores, ya que en la consulta ciudadana del 23 y 24 de febrero del año pasado, 40.5 por ciento de los participantes votó en contra. En medio del proceso judicial, el 27 de septiembre de 2017 la obra fue suspendida.

Los recursos fueron interpuestos en juzgados de Morelos, Puebla y Tlaxcala, las tres entidades involucradas en la construcción del Proyecto Integral Morelos. Los inconformes argumentaron que la Comisión Federal de Electricidad (CFE) descargaría aguas contaminadas en el río Cuautla.

El director de la CFE, Manuel Bartlett, indicó que Morelos es de las pocas entidades que no tienen generación propia de energía eléctrica. Puntualizó que todos los problemas ya están resueltos y empezará a producir a finales de año.

El funcionario precisó que la planta es de ciclo combinado con alta capacidad (642 megavatios), y pertenece a todo un sistema que abarca la conducción del gas hacia la planta, en un sistema integral.

El acueducto está a punto de terminarse y no se toma agua nunca del río Cuautla. Sin embargo, aumenta su caudal, al vertir líquido tratado por el proceso de enfriamiento.

Funcionarios federales dijeron que pese a que ya quedaron sin efecto los amparos, continuará el diálogo con los 32 ejidatarios y dueños de 14 propiedades rurales de la zona, y se aseguró que no hay afectaciones al medio ambiente.

Según el plan de la CFE, se abastecerá de energía a 80 por ciento de los morelenses y las emisiones serán por debajo de lo que marca la ley.

El Presidente insistió en que su gobierno no podía dejar que esta planta se convirtiera en chatarra, porque es dinero del pueblo.

Destacó que se ha atendido el asunto en lo jurídico, social y ecológico, y consideramos que está todo resuelto, que ya no hay problema legal.

Son de estas obras, expresó, que heredamos, emproblemadas; no podemos omitirlas porque son inversiones. Es como el tren Toluca-Ciudad de México, no se puede dejar cuando ya se han invertido más de 60 mil millones de pesos del erario, o los hospitales que encontramos sin terminar y tenemos que terminarlos.

 

Últimas noticias