Gómez Urrutia gana litigio laboral a Grupo Peñoles tras 12 años

Compartir en Facebook Compartir en Whatsapp

Ciudad de México. El senador de Morena Napoleón Gómez Urrutia informó que luego de un juicio que se prolongó por más de 12 años en contra del Grupo Peñoles, propiedad de Alberto Baillères, logró el fallo a su favor, resolución que calificó como histórica en materia de justicia laboral.

El laudo de la Junta Federal de Conciliación y Arbitraje lo reconoce como trabajador de Minera Mexicana la Ciénega, propiedad de Peñoles, y obliga a la empresa al pago de salarios caídos desde el primero de enero de 2008, cuando fue dado de baja, dentro de la campaña que el gobierno de Felipe Calderón puso en marcha para destruir al Sindicato Minero.

En conferencia de prensa, expuso que Minera Mexicana la Ciénega deberá pagarle poco más de un millón de pesos por salarios caídos, cantidad que donará al Sindicato Minero, que él encabeza, a fin de que se destine a un fondo para los trabajadores de ese organismo.

Acompañado por miembros del Comite Ejecutivo del Sindicato Minero y sus abogados, el senador Gómez Urrutia resaltó que su caso es un ejemplo de cómo la impartición de justicia para los trabajadores se mantuvo prácticamente secuestrada en los gobiernos del PRI y del PAN por los grandes empresarios del sector minero.

Los abogados Carlos de Buen, Óscar Alzaga y Nahir Velasco precisaron que ese juicio debió resolverse en dos meses, pero se prolongó por más de una década, ya que la empresa acudió a todo tipo de maniobras y chicanadas –entre ellas, sostener que era falsa la firma de Gómez Urrutia en su contrato laboral–, todo ello con el aval de las autoridades del Trabajo, lo que los obligó a presentar cinco amparos y otros muchos recursos.

El senador Gómez Urrutia detalló que el 24 de enero de 1994 comenzó a laborar en Minera Mexicana la Ciénega, tiempo después fue nombrado delegado sindical y posteriormente, en octubre de 2001, fue electo secretario general del Sindicato Nacional Minero.

Sin embargo, después del accidente de Pasta de Conchos y de la embestida del gobierno de Felipe Calderón en contra del Sindicato Minero, la empresa de Baillères lo dio de baja.

Ello, como parte de la estrategia del entonces secretario del Trabajo, Javier Lozano, para negar la toma de nota al Sindicato Minero, bajo el argumento de que Gómez Urrutia ya no era trabajador en activo.

Ahí comenzó un largo litigio, explicó, que finalmente ayer concluyó con la resolución en su favor. Celebró ese triunfo jurídico, ya que es un precedente importante en la lucha por el respeto a los derechos laborales de los trabajadores.

Durante la conferencia de prensa, lamentó el fallecimiento, un día antes, de Sergio Tolano, dirigente de la Sección 25 del Sindicato Minero, quien luchó junto con los trabajadores de Cananea y resistió los embates de Grupo México en la huelga que mantienen desde hace 13 años.

El senador Gómez Urrutia resaltó que Larrea no ha respondido al llamado del presidente Andrés Manuel López Obrador de sentarse a dialogar para resolver esa huelga, así como las de Taxco y Sombrerete, en Zacatecas.

Últimas noticias