AMLO: si fuera entreguista habría de qué preocuparse

Compartir en Facebook Compartir en Whatsapp

Ciudad de México. Horas antes de viajar a Washington con el fin de reunirse con el mandatario estadunidense, Donald Trump –quien el lunes difundió fotos de su reciente visita al muro fronterizo en Arizona–, el presidente Andrés Manuel López Obrador sostuvo que no acudía en plan de confrontación, sino por la relevancia del tratado comercial en la reactivación económica. Pese a la insistencia de la prensa, fue evasivo en abordar el tema del muro. Soy dueño de mi silencio, afirmó.

Hacia el mediodía, portando por primera vez cubrebocas desde que comenzó la pandemia de Covid-19, el jefe del Ejecutivo federal abordó el vuelo 0366 de Delta Air Lines con destino a Atlanta, donde hizo escala, en su viaje de trabajo a Washington, adonde arribó a las 22 horas locales.

López Obrador abordó su primer vuelo al extranjero, en lo que va de su gestión, por la pista de aterrizaje, entrando por la terminal 1, con lo cual evitó filtros los de seguridad. Medios de comunicación esperaron sin éxito que partiera por la terminal 2, donde desde las 10 horas se colocaron vallas metálicas.

Durante la conferencia de prensa matutina, anunció que salió negativo en la prueba de Covid-19 y que ya tenía el certificado que lo acredita. Reiteró que no se la había realizado por falta de síntomas e insistió en que si por protocolo debe repetir la prueba en Estados Unidos, lo hará. Hay que actuar con responsabilidad.

–¿Qué opina usted del muro fronterizo? –se le preguntó por tercera ocasión.

–¿Por qué no esperan mañana a ver qué sucede? Vamos a buscar que se mantenga una buena relación con el gobierno de Estados Unidos.

Más adelante agradeció a Donald Trump actuar con respeto a México, porque aun cuando ayer se difundió esa fotografía, también defendió mi visita, porque hay oposición de algunos ciudadanos, como es normal en cualquier democracia.

De nueva cuenta, el encuentro con el mandatario de Estados Unidos dominó gran parte de la conferencia, durante la cual desestimó las críticas por el viaje en pleno proceso electoral estadunidense: Es una visita de trabajo con el gobierno de Estados Unidos que encabeza el presidente Donald Trump. Cada quien puede interpretar lo que considere.

López Obrador sostuvo que la base para adoptar la decisión de acudir a Washignton obedeció a que es conveniente para el país afianzar la relación comercial con Estados Unidos. Con independencia del partido en el gobierno, aquí o allá, es algo de sentido común preservar los vínculos; si fuese un gobierno entreguista, como lo ha habido, entonces sí habría motivos de preocupación.

Viajaron con el mandatario los secretarios de Relaciones Exteriores, Marcelo Ebrard, y de Economía, Graciela Márquez, así como el jefe de la ayudantía, Daniel Asaf.

Márquez reiteró que el tema de la reunión es el tratado comercial que entró en vigor el primero de julio. Va a ser una palanca de desarrollo, una manera de que no solamente nos recuperemos del Covid-19, sino que profundicemos nuestra integración comercial y productiva en América del Norte.

 

Últimas noticias