Compra justa de medicamentos contra Covid-19, reto para AL: expertos

Compartir en Facebook Compartir en Whatsapp

Uno de los retos para América Latina que plantea la pandemia por el Covid-19 es fomentar que los gobiernos de la región realicen compras de medicamentos contra la enfermedad de manera más justa, transparente, equitativa y con rendición de cuentas. 

En ello coincidieron funcionarios de salud de tres Estados, entre ellos México, y representantes de instancias del Sistema de Naciones Unidas, quienes agregaron que la transparencia, la rendición de cuentas y el acceso a la información son pasos fundamentales para recobrar y reconstruir la confianza pública en los gobiernos de la región, a quienes la pandemia encontró en medio de una crisis de credibilidad ante la ciudadanía a causa, sobre todo, de la corrupción. 

Durante el foro virtual en el que la Oficina para América Latina y el Caribe de las Naciones Unidas de Servicios para Proyectos (UNOPS) lanzó el Observatorio Regional sobre Precios de Medicamentos para el Covid-19, el titular de esa oficina en la región, Fabrizio Feliciani, urgió a los países latinoamericanos a que en medio de la pandemia global realicen compras de fármacos justas y equitativas. 

“¿Por qué es tan importante fomentar hoy en día una gestión pública más justa? Porque más allá de la contingencia por el Covid-19 nuestros países necesitan urgentemente compras más justas (…) Hay mucha desconfianza, hay muchos países donde la relación entre el gobierno y los ciudadanos está comprometida por la desafección a la política, por la penetración del crimen y por la corrupción en muchas entidades de gobierno”, señaló. 

En ese sentido, dijo, la crisis sanitaria global da dos oportunidades a los gobiernos de América Latina: demostrar que la salud pública es un objetivo tan primario y tan fundamental que no se puede delegar al mercado y que es es posible construir de manera acelerada una nueva relación entre ciudadanos y Estado, “que sería la salvación del Estado democrático”. 

En su turno, la secretaria ejecutiva de la Comisión Económica para América Latina (Cepal), Alicia Bárcena, indicó que a causa del Covid-19 en América Latina se dará la peor recesión del último siglo y quizás la más fuerte en la historia, con la previsión de una caída de la economía de entre 5.7 y hasta 8 por ciento. 

Reiteró lo que ha venido alertando desde hace varias semanas en el sentido de que esta pandemia incrementará en la región a 215 millones el número de pobres, de los cuales 83 millones se ubicarán en el rango de pobreza extrema, esto es, subrayó, que a raíz del Covid-19 hay 16 millones más de personas en pobreza extrema en Latinoamérica. “La crisis sanitaria puede convertirse en crisis alimentaria”. 

Destacó que el observatorio elaborado por la UNOPS –con datos oficiales de 21 gobiernos de la región— es una herramienta importante debido a que en los países latinoamericanos existe un malestar por la desconfianza de los ciudadanos en sus autoridades. 

“Es fundamental porque (en reportes recientes) 22 por ciento de los latinoamericanos tenían confianza en sus instituciones, sólo 22 por ciento, en comparación con 45 por ciento que se reportó en 2010 (…) Algo debemos hacer para promover la transparencia, la inclusión y el acceso a la información abierta sobre la epidemia y sobre las compras públicas de los insumos y medicamentos”, planteó. 

Por su parte, el director general del Instituto Mexicano del Seguro Social, Zoé Robledo, aseveró que el gobierno de México ha venido trabajando para incrementar la calidad y el tiempo de las respuestas que se tiene que dar a la población en materia de salid, lo cual “puede mejorar la confianza de los ciudadanos en sus instituciones. Y de paso compartimos la lucha permanente de acabar por mecanismos de corrupción, que en el caso de México tenían secuestrada gran parte de las instituciones públicas justo por la vía de compras de adquisición de bienes y servicios”. 

Con la administración del presidente Andrés Manuel López Obrador, indicó el funcionario, se inició un proceso de transformación para combatir la corrupción y corregir la forma en que se adquirían bienes y servicios, como los medicamentos e insumos médicos. Y es justo en esa coyuntura que la pandiamia por Covid-19 encontró a México, por lo que la pandemia representa una oportunidad para demostrar el combate a la corrupción. 

En el foro también participaron Carlos Contreras, presidente de la junta ejecutiva del Instituto Guatemalteco de Seguridad Social; y Víctor Zamora, ministro de Salud del Perú.

Últimas noticias