Discrepa AMLO de pronósticos del Banco de México

Compartir en Facebook Compartir en Whatsapp

Ciudad de México. El presidente Andrés Manuel López Obrador expresó que disentía de las proyecciones del Banco de México (BdeM) de una caída sustancial del Producto Interno Bruto, aunque respetaba la autonomía de la institución.

Mas adelante ironizó: “Los pronósticos del Banco de México están peor que los pronósticos del Fondo Monetario Internacional para México, salieron mas ‘realistas’ que los del Fondo”.

"Nosotros pensamos que nos vamos a recuperar pronto", dijo el mandatario en su conferencia matutina.

En su Informe Trimestral enero-marzo, en la víspera, el BdeM dijo que la actividad económica en el mundo se enfrenta a una contracción generalizada muy profunda y en este escenario México se enfila a una de las mayores caídas desde que existe registro. Este año la economía nacional puede resentir un retroceso de 8.8 por ciento del producto interno bruto (PIB) y la pérdida hasta de un millón 400 mil empleos formales, una destrucción de plazas sin precedente, de acuerdo con la proyección.

El presidente reconoció que en semanas pasadas hubo salidas de capitales, particularmente de aquellos que estaban colocados en fondos de inversión “que van a refugiarse en otros países”, como Estados Unidos o Japón.

Aseveró que ya están regresando las inversiones, por lo cual el peso se ha apreciado paulatinamente, pues llegó a depreciarse hasta el 25 por ciento y en la actualidad, en el momento más dificil de la pandemia, sólo está alrededor de 10 por ciento por abajo del nivel en que se recibió al comenzar la administración.

“Todas las monedas se devalúan, quedan muy pocas sin devaluarse, por eso se deprecia el peso”, aunque llegó a estar como una de las primeras, señaló.

 

En otro orden de ideas, señaló que se avanza en la integración del nuevo indicador de medir el bienestar, distinto del Producto Interno Bruto. No significa que este instrumento vaya a desaparecer por decreto, “pero no quiere decir que estamos de acuerdo con sus sofismas”.

No se va a dejar de tomar en cuenta "si es el principal instrumento de medición de los organismos financieros internacionales”, pero se creará este otro mecanismo que mida el bienestar de la gente.

Si no les gusta este nuevo instrumento de medición, no hay problema, “ellos van a seguir midiendo y todos vamos a seguir tomando en cuenta el PIB, pero hasta los creadores del PIB niegan que sea correcto medir asi el desarrollo. No se trata sólo de generar la riqueza, se requiere la distribución del ingreso (…)", dijo el presidente.

Agregó que "el esquema nuestro es totalmente opuesto a ese dogma de que si les va bien a los ricos, les va a ir bien a los pobres. Es mejor si le va bien a los pobres le va ir bien a los ricos, si fortalecemos la capacidad de consumo de los pobres, les va a ir bien a industriales, comerciantes".

Últimas noticias