Afecta Covid-19 a programas para mujeres: Sánchez Cordero

Compartir en Facebook Compartir en Whatsapp

Ciudad de México. La secretaria de Gobernación, Olga Sánchez Cordero, dijo que la emergencia sanitaria por el coronavirus ha demandado recursos extraordinarios, por lo cual se han afectado programas para las mujeres, como los centros de atención para indígenas, pero la dependencia a su cargo no se ha quedado de brazos cruzados y ya busca alternativas de apoyo con organizaciones internacionales y embajadas.

Advirtió que hay una incertidumbre y no todo está resuelto, al contrario, el presupuesto es incierto, en medio de una crisis de salud de la que es necesario estar conscientes de lo que significa una emergencia sanitaria de esta magnitud.

“La crisis de salud es una crisis también económica, de recursos; muchos de esos recursos se están derivando al sector salud indiscutiblemente, no estamos ocultando nada, están destinándose al sector salud por esta pandemia y esta situación de salubridad general que ni siquiera el mundo no la esperaba. Será un antes y un después”, indicó.

Durante una conversación con organizaciones de la sociedad civil encabezadas por Amnistía Internacional y la Red de Refugios para Mujeres, la funcionaria recibió observaciones: criterios distintos que aplican los jueces ante casos de mujeres violentadas; asuntos de transparencia y rendición de cuentas, así como de recursos “reservados” o suspendidos para áreas como las Casas de la Mujer Indígena.

Sin embargo, subrayó que ha estado preocupada y ocupada en el tema, al grado de tocar la puerta de instancias como la Unión Europea, pero insistió en que ante la pandemia es necesario tener en claro que “esto ya no es lo mismo, ya cambió”.

Prometió buscar alternativas en el exterior pero también ante la Secretaría de Hacienda para que funcionen de manera correcta estas casas de mujeres indígenas.

“Hemos estado viendo otras opciones como la Unión Europea, con algunas embajadas que no han tenido la oportunidad de ejercer algunos recursos que han sido destinados a derechos humanos y a mujeres, que pudiéramos tocar la puerta de estas embajadas para que pudiéramos tener esta alternativa de recursos”.

De manera especial mostró su preocupación por la atención a las mujeres indígenas, a las más pobres entre las pobres, las más vulnerables y discriminadas.

Les dijo que la “nueva normalidad” no es la normalidad anterior, que demandarán, por ejemplo en la industria, protocolos especiales para los trabajadores, asunto que no existían en algunos sectores. Todo ello demanda recursos, subrayó.

 

Últimas noticias