"Error de Alatorre, llamar a desoír recomendaciones de López-Gatell"

Compartir en Facebook Compartir en Whatsapp

Ciudad de México. El presidente Andrés Manuel López Obrador pidió a la población seguir puntualmente las recomendaciones del subsecretario de Salud, Hugo López-Gatell, y advirtió que la expresión, en sentido contrario, emitida el viernes por el conductor de Televisión Azteca, Javier Alatorre, fue un error, una actitud no bien pensada porque con ese tipo de mensajes se pone en riesgo la vida de las personas.

En un video difundido en Youtube, este sábado el mandatario respaldó, al más alto nivel, el trabajo de López-Gatell, quien es el vocero del gobierno de la República en todo lo concerniente a la estrategia frente a la pandemia de coronavirus, aunque al mismo tiempo llamó a Alatorre mi amigo. También defendió el derecho a la libertad de expresión del locutor y pidió que no haya linchamiento político hacia alguien que opine distinto.

“Nosotros llegamos aquí, a donde estoy, porque queremos que se respeten las libertades, que no haya autoritarismo, que se garantice el derecho a disentir, pero sí aclarar que no está bien llamar a no hacerle caso al doctor Hugo López-Gatell.

Él es una autoridad, él nos representa, a mí me representa, yo me siento representado por él, yo, mi familia, pero además considero que todos los mexicanos debemos hacerle caso a los especialistas, destacó el Presidente en un video de 15 minutos, el cual apenas cuatro horas después de su transmisión ya tenía medio millón de vistas y casi 4 mil comentarios, en la mayoría de los cuales se exigía sanción para Tv Azteca y su propietario, Ricardo Salinas Pliego, quien desde finales de marzo se manifestó en contra de la estrategia del Consejo General de Salubridad.

El viernes por la noche, en el noticiario estelar de la televisora del Ajusco, Alatorre expresó: “el subsecretario de Salud Hugo López-Gatell encabezó la conferencia sobre las cifras de contagios y fallecimientos por Covid-19, pero sus cifras y sus conferencias ya se volvieron irrelevantes. Es más, se lo decimos con todas sus palabras: ya no haga caso a Hugo López-Gatell. Gobernadores de distintas entidades desmintieron las cifras del subsecretario de Salud e incluso el propio López-Gatell se fue de bruces en una entrevista con Wall Street Journal y aceptó sus falsedades. Pero, vamos por partes, las denuncias y la falta de confianza a López-Gatell fueron inicialmente externadas por el gobernador de Baja California”.

Ayer, el jefe del Ejecutivo federal, López Obrador, manifestó, desde su despacho en Palacio Nacional, que México es de los países con mejores resultados en el combate a la pandemia y, por tanto, tenemos que continuar con las recomendaciones de los médicos, de los científicos.

Destacó que el comportamiento de los mexicanos es de 10 porque se han quedado en casa, y enseguida pidió que se continúe atendiendo a los estrategas que son investigadores de reconocido nivel y premios nacionales de ciencia.

Por eso, expresó, creo que se equivocó mi amigo Javier Alatorre. Fue una actitud no bien pensada, porque Javier es una persona buena, creo que cometió un error, como cometemos errores todos y, además, hizo uso de su libertad, cada quien puede expresarse, no debe haber linchamiento político contra alguien que no comparta nuestro punto de vista, incluso que pueda decirnos algo en estos momentos difíciles que afecte a la colectividad y que incluso pueda ser dañino para los seres humanos, que no es esa la intención de Javier, pero tiene derecho a manifestarse, viva la libertad, prohibido prohibir, consideró.

Primero la posición de Alatorre y ayer el video del Presidente provocaron un alud de críticas y aumentó en redes sociales la discusión en torno a los mensajes de Salinas Pliego, quien el 7 de abril pasado escribió en Twitter: Salvar la economía significa salvar más vidas. Esto es lo razonable; y aseguró que era suficiente con aislar a las personas en riesgo y todos los demás a vivir de manera normal, usando medidas sanitarias sensatas.

El sábado por la tarde el tema era tendencia en Twitter con las etiquetas #BoicotTVAzteca, con 24 mil tuits al momento que este medio revisó; Javier Alatorre, 413 mil, y Salinas Pliego, 146 mil mensajes. Otras menciones eran #yoLeCreoaLopezGatell, #FueraTvAzteca, #Tv AztecaCriminal, #TvAztecaMiente, TvAztecaTerrorista, entre otros.

La inconformidad también hizo blanco en la secretaria de Gobernación, Olga Sánchez Cordero, a quien el exigían –como responsable de la política interna y la regulación de los medios de comunicación– poner freno a Tv Azteca.

La funcionaria declaró, antes del video del Presidente, que las indicaciones del subsecretario de Salud debían acatarse sin excepción y llamó a la unidad ante la contingencia.

El subsecretario de Gobierno, Ricardo Peralta, en tanto, subrayó en entrevista que la declaratoria de emergencia es de cumplimiento obligatorio en todo el país y, ante la conducta de la televisora, señaló que es momento de mostrar empatía de nación y no caprichos particulares.

Sin embargo, los usuarios de redes sociales consideraron tibia e insuficiente la respuesta de Gobernación y muchos dijeron que el derecho a la libertad de expresión no era excusa para omitir la sanción a la televisora.

Entre los más de 4 mil comentarios a Sánchez Cordero se le exigía la aplicación estricta de la ley.

Por ejemplo, la usuaria @dadkom14 –quien en su cuenta manifiesta su apoyo a la 4T y al presidente López Obrador– escribió: Urge que el gobierno ejecute una sanción ejemplar a Tv Azteca y Salinas Pliego por el atentado a la salud pública de los mexicanos. El gobierno no puede guardar silencio ante este hecho criminal.

A las 7 de la noche, Gobernación emitió un apercibimiento para la empresa que, acorde con la norma, es una advertencia de sanciones, en caso de persistir en la conducta.

Así, lo que se peveía como un fin de semana con menor generación informativa, porque el Presidente ya no hizo giras de trabajo por las entidades ni dio conferencia, derivó en un fuerte debate público.

Desde su despacho, el jefe del Ejecutivo abrió el mensaje con la referencia al avance del país frente al coronavirus. Puedo mostrarlo con resultados, lo que pasa es que es de mal gusto compararnos con otros países cuando se trata de desgracias, de dolor humano.

Por eso, agregó, tenemos que continuar con las recomendaciones del grupo excepcional que nos está asesorando y lo que cuentan son los resultados.

Pidió la confianza del pueblo. Prometió que el país ya va empezar a recuperarse, tanto en la parte sanitaria como en el ámbito económico, a partir de apoyos sociales y créditos durante el bimestre mayo-junio, y confirmó que seguirán en pie las grandes obras de su gobierno, para inyectar recursos.

Tenemos ya un plan, a todos les va a llegar un apoyo, ya estoy trabajando para eso, les va a llegar apoyo a 60 por ciento de los hogares de México, para empezar.

Recordó que desde su mensaje en la reunión virtual del G20, de la veintena de las potencias económicas del mundo, dejó en claro que México confía en la estrategia delineada por los científicos porque “los políticos no éramos todólogossabelotodo”.

Por eso creo que se equivocó mi amigo Javier Alatorre, dijo.

La consideración de amigo igualmente le valió críticas de sus seguidores en redes sociales.

El mandatario concluyó su mensaje con un abrazo cariñoso porque son tiempos de fraternidad, de demostrar que queremos una república amorosa, fraterna, digna, humana, solidaria, justa y honesta.

Últimas noticias