Mayoría de las 125 muertes reportadas hasta ayer, con males crónicos: Ssa

Compartir en Facebook Compartir en Whatsapp

Martes 7 de abril de 2020. Las personas que viven con diabetes y se contagian con el nuevo coronavirus tienen 95 por ciento más riesgo de muerte, mientras entre quienes tienen un sistema de defensas debilitado por males como insuficiencia renal o alguno de tipo cardiovascular esa posibilidad es de 76 por ciento. Hasta ayer la mayoría de los 125 decesos registrados son de individuos que tenían estas y otras comorbilidades. Solamente en tres no se identificaron padecimientos previos.

En la conferencia vespertina en Palacio Nacional, Hugo López-Gatell, subsecretario de Prevención y Promoción de la Salud, explicó que con base en uno de los modelos desarrollados por investigadores del Instituto Nacional de Salud Pública, es posible saber del mayor riesgo de muerte a causa de males prexistentes como los señalados.

Ahí mismo, Víctor Hugo Borja, director de Prestaciones Médicas del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS), presentó un pronunciamiento del sector salud en contra de las agresiones y amenazas que ha recibido el personal de salud en diferentes estados de la República.

Subrayó que gran parte de la salud de la población depende de los médicos, enfermeras y trabajadores de apoyo, y exhortó a la población a ser solidarios con quienes están en la primera línea de atención. Atentar contra ellos vulnera la capacidad de respuesta que se requiere para hacer frente a la pandemia de Covid-19.

Ambos funcionarios enfatizaron que deben cesar las agresiones, pues pueden ser punibles y sujetas a sanciones. No se van a permitir, dijo el subsecretario.

Sobre el mayor riesgo de muerte por causa del nuevo virus, López-Gatell reconoció el problema que hay en el país por la cantidad indeterminada de personas que desconocen su estado de salud, en específico si tienen algún padecimiento crónico que, ante el virus, los coloca en una situación más difícil de superar. Por ello, recomendó a la población revisar si tienen antecedentes familiares con enfermedades crónicas, sobre todo diabetes, con la finalidad de identificar su propio riesgo.

Lo que se ha visto entre los pacientes con Covid-19, sobre todo los que se encuentran graves, es que a causa de la infección se han enterado de que también tienen alguna de las enfermedades crónicas mencionadas.

José Luis Alomía, director de Epidemiología, encargado de presentar los datos de la pandemia, comentó que las tres personas que fallecieron sin que se identificaran antecedentes de algún mal crónico tenían entre 25 y 29 años de edad y son, de hecho, los más jóvenes del total de los que perdieron la vida por la infección.

Últimas noticias