Agradece AMLO al Ejército apoyo para "no ser rebasados" por la contingencia

Compartir en Facebook Compartir en Whatsapp

Con la inédita puesta en marcha del Plan DN-III para hacer frente a la emergencia sanitaria por el Covid-19, el Ejército opera 31 hospitales del Instituto Nacional de Salud (Insabi) y para complementar las capacidades del Sistema Nacional de Salud, dispone de más de 20 mil elementos en todo el país. 

Tras recorrer la Unidad militar de Tamamatla, Estado de México, cuyo hospital y un dormitorio de tropa fueron reconvertidos para atender a enfermos graves de coronavirus, el presidente Andrés Manuel López Obrador resaltó que las Fuerzas Armadas reforzarán el equipo del sector salud para “no ser rebasados” por esta contingencia sanitaria. “Ahora nos van a ayudar a enfrentar esta pandemia”, subrayó. 

“Estoy seguro que los miembros del Ejército Mexicano, con la lealtad al pueblo de México, a nuestra patria, que siempre les ha caracterizado, van a seguir cuidando y en este caso, a curar al pueblo”. 

Les expresó reconocimiento por su participación en esta “acción humanitaria… Muchas gracias de todo corazón a los trabajadores del Ejército, a las enfermeras, médicos militares, a todo el personal de tropa, como de oficiales, que de nuevo están respaldando en forma solidaria”, dijo en el hospital denominado “Hospital militar de zona Covid-19”. 

El secretario de la Defensa Nacional, General Luis Cresencio Sandoval, explicó que los 4 mil 272 millones de pesos que le fueron asignados para esta contingencia se emplean en reconversión de instalaciones y sueldo de personal que están contratando –actualmente mil 152 en proceso. 

Afirmó que este plan, por primera vez con una aplicación diferente, complementará las capacidades del Sistema Nacional de Salud por la emergencia sanitaria con la incorporación de procedimientos militares en tres vertientes: atención hospitalaria; de terapia intensiva mediante la reconversión de instalaciones militares y alojamiento en batallones, así como la administración de hospitales del Insabi. 

Abundó que las Fuerzas Armadas apoyarán en el traslado terrestre y aéreo de todo tipo de medicamentos, insumos, equipos médicos, “lo que requiera el sistema de salud nacional” a cualquier parte de la República, así como la seguridad de instalaciones sanitarias. 

Detalló que dentro del Plan DN-III contarán con más de 20 mil 400 hombres y mujeres: mil 738 médicos militares, 649 cirujanos dentistas, mil 727 enfermeras, 884 oficiales de sanidad y 8 mil 152 tropas de sanidad. Adicionalmente, capacitan a 3 mil 600 elementos otras armas y están realizando una contratación de tres mil 694 profesionales de la salud. 

El Ejército cuenta con 470 ambulancias de traslado, cien de terapia intensiva, 2 mil 377 vehículos de carga, 12 aviones de carga y 22 helicópteros. 

Dentro del plan están considerados 13 hospitales militares y 15 unidades operativas reconvertidas en instalaciones de terapia intensiva para atender enfermos de Covid-19. Los 31 hospitales del Insabi que fueron asignados a la Sedena para la operación en esta contingencia, represen mil 320 camas de terapia intensiva y mil 780 para hospitalización. 

“Consideramos que en abril estarán listas ya las instalaciones hospitalarias –tanto militares como del Insabi- para atender la emergencia y en la última semana del mes estaremos iniciando la recepción del material médico que se tuvo que adquirir, así como insumos, equipamiento crítico, refiriéndome a ventiladores y monitores”. 

Informó que si “escala la situación” de emergencia, reconvertir más dormitorios de personal militar en áreas de hospitalización”, expuso el titular de la Defensa Nacional. 

Hasta ahora, la Sedena cuenta, para la aplicación del Plan DN-III con 2 mil 523 camas, de las cuales 50 son de terapia intensiva, además de 23 cuartos de aislamiento y en total, el Ejército cuenta con 150 ventiladores. 

Sandoval también expuso que la capacitación al personal se da sobre lo que es el coronavirus, identificación y manejo de pacientes, definiciones operacionales dentro de instalaciones; medidas profilácticas, equipo de protección personal, toma y envío de muestras, terapia intensiva y manejo de ventiladores. 

Explicó que por instrucciones que dio el presidente el Sistema de Administración Tributaria, particularmente Aduanas, le entregaron tela para confeccionar más de 102 mil cubrebocas y 25 mil batas quirúrgicas, y estos materiales que fueron ahí encontrados se entregaron al IMSS, así como equipo médico, agujas, catéteres, botiquines, overoles desechables, entre otros. 

Como parte del Plan DN-III,  el secretario de la Defensa informó que el Ejército brindará seguridad a instalaciones del Sistema Nacional de Salud -38 almacenes del IMSS y 31 hospitales de Insabi- y filtros en aeropuertos, por lo que ya fueron dispuestos elementos en las terminales aéreas de Tijuana, Baja California; Ciudad de México; Apodaca, Nuevo León; Cancún, Quintana Roo, y Guadalajara, Jalisco.

“Si dentro de la emergencia salen otras actividades que el personal esté en condiciones de realizarla, la llevaremos a cabo de acuerdo a la petición que nos haga el Sistema de Salud Nacional”, estableció. 

Últimas noticias