Convoca AMLO al G-20 a tregua para calmar mercados

Compartir en Facebook Compartir en Whatsapp

Viernes 27 de marzo de 2020. El presidente Andrés Manuel López Obrador pidió a los jefes de Estado de las grandes potencias una tregua económica con el fin de estabilizar los mercados financieros afectados por la pandemia de Covid-19. Planteó que no haya cierre de fronteras por políticas arancelarias unilaterales, que no prevalezcan los monopolios comerciales ni se utilice el precio del petróleo para afectar la economía de los pueblos, y cerrarle el paso a la especulación financiera.

Durante su intervención en la cumbre extraordinaria del Grupo de los 20 (G-20), que se realizó ayer se por videoconferencia, planteó que la Organización de las Naciones Unidas (ONU) controle el mercado de medicamentos y equipos, porque hay escasez y, al mismo tiempo, están siendo acaparados por los que tienen más posibilidad económica. También se pronunció en contra de la discriminación y el racismo.

Subrayó que la ONU debe intervenir con el propósito de que no haya especulación en la adquisición de todo lo que se requiere en materia sanitaria, incluidos ventiladores para atender a enfermos de coronavirus, porque –precisó más tarde en su conferencia de prensa– tiene que darse un trato igualitario a los países, además de un trato humanitario, no especulativo, no lucrativo.

Al preguntarle sobre la escasez de ventiladores en México, López Obrador respondió que hay una gran demanda que rebasó, y aquí lo comenté, porque el presidente (de Estados Unidos, Donald) Trump habló de las compras (de equipo médico por parte de su gobierno) por miles de millones de dólares. Por eso mi intervención.

Indicó que en México se cuenta con ventiladores, pero no hablamos nada más por nosotros, hablamos por todos, aprovechando que están los jefes de Estado de las 20 economías más fuertes del mundo.

En su intervención en la cumbre del G-20, que duró unos siete minutos, expresó su solidaridad con los pueblos del mundo que están padeciendo por esta pandemia, y propuso para la recuperación económica dar atención especial a los pobres, a las microempresas familiares y a quienes viven de la economía informal, por ser de los más afectados.

La crisis provocada por el coronavirus nos está dejando lecciones importantes, agregó, y es fundamental apoyarse en médicos y científicos, porque “los políticos no somos todólogos, necesitamos de la asesoría de los especialistas para no cometer errores”.

Acompañado por los secretarios de Relaciones Exteriores, Marcelo Ebrard, y de Hacienda, Arturo Herrera, así como por los subsecretarios de Promoción y Prevención de la Salud, Hugo López-Gatell, y de la SRE, Julián Ventura, consideró fundamental, como se ha llevado a cabo en México, contar con el apoyo de los pueblos, porque la crisis de salud pública no se resuelve solo en los hospitales, se resuelve en nuestros hogares.

Destacó a la familia como institución fundamental, que en México ayuda a cuidar a los más vulnerables: adultos mayores, enfermos con padecimientos crónicos y embarazadas. Contamos en nuestros hogares con millones de enfermeros.

Ánimo, vamos a vencer con la fraternidad universal, dijo al final de su intervención a los líderes del mundo que, por primera vez, en medio de la contingencia sanitaria, se reunieron con el fin de tener una respuesta coordinada frente a la pandemia.

El mandatario mexicano consideró que podría haber otra reunión del G-20. Mientras, cancilleres y ministros de Hacienda mantienen comunicación permanente.

Por su parte, Marcelo Ebrard llamó a establecer un compromiso común de las grandes potencias para la recuperación económica mundial, porque el daño “va a ser inmenso y desigual… Es ahora o nunca, no podemos pensar que haya un orden mejor en el ámbito global si hoy no podemos con esta pandemia y no hay solidaridad”.

Subrayó que se tiene que garantizar a todos los países el acceso a medicamentos, equipo, sobre todo ventiladores, y a las vacunas, cuando llegue el momento. “Por ahí un jefe de Estado dijo, ‘a lo mejor nos va a llevar un año, quizá un poco menos’”.

Podemos llegar a un arreglo internacional, pero hay que sentar las bases en las próximas horas.

Últimas noticias